Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La paciencia de Evo, a prueba

El presidente boliviano, molesto tras las reiteradas preguntas de un periodista sobre su opinión acerca de Cuba

Desde que se convirtiera, recientemente, en el primer presidente aymara de Bolivia, Evo Morales se ha visto obligado a medir sus palabras, y aún así sus declaraciones han generado ya polémica en varias ocasiones sobre temas como la droga o sus relaciones con Hugo Chávez y Fidel Castro.

La última controversia proviene de un periodista de la televisión estadounidense Univisión -Jorge Ramos Ávalos- que cuenta en la página web de la cadena, cómo, a su juicio, el presidente boliviano perdió los papeles durante la reciente entrevista que le realizó a Evo Morales en su propia casa, en La Paz.

Ramos, que titula su noticia en la Red así: "A Morales no le gustan las preguntas", pregunta en reiteradas ocasiones a Morales sobre su relación con el líder cubano, Fidel Castro. El presidente boliviano, hasta ese momento, responde simplemente asegurando que admira y respeta a Castro.

Morales se siente incómodo

Sin embargo, el reportero insiste en numerosas ocasiones y regresa al tema, repitiendo la pregunta. Evo Morales comienza a incomodarse, pero contesta al periodista: "Allá hay democracia", me dijo Evo respecto al regimen castrista. "Para mí (Fidel Castro) es un hombre democrático que defiende la vida, que piensa en el ser humano; si para usted es un dictador, ese es su problema, no el mío."

El periodista insiste después de esta respuesta y pregunta al presidente boliviano si no le parece una "hipocresía" defender un sistema democrático para Bolivia, pero no para Cuba. "Yo le pido mucho respeto, no me diga hipócrita", asegura el reportero que fue la respuesta de Evo. "La hipocresia viene solamente de sus preguntas", respondió el presidente.

"Se retorció en su silla"

"El ambiente, de pronto, se había enrarecido. Él estaba molesto y se notaba; se retorcío en su silla. Oí en el fondo las quejas de su asesora de prensa pero seguí", afirma el reportero estadounidense. El periodista de Univisión, tras volver sobre Cuba nuevamente, decide dar un giro y preguntar a Evo Morales sobre su opinión personal acerca de Bush. Y lo hace con esta pregunta: "¿Bush para usted es un asesino?", ante lo que Morales evita contestar por temor a un "conflicto diplomático". Poco después, cuando el periodista le pregunta sobre su relación con Hugo Chávez, el presidente Boliviano advierte al periodista de que dará por terminada la entrevista si no se cambia el tema de la conversación.

Así, el reportero centra el final de su encuentro en preguntas sobre el cultivo de hoja de coca en Bolivia. Un tema sobre el que Evo también suele evitar entrar en profundidad. De modo que el presidente da por concluida la entrevista, según el reportero, a los seis minutos de haber comenzado. El periodista afirma, además, que Morales llega incluso a levantarse de su asiento enfadado por las preguntas del reportero.