Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La familia de Pablo Ibar desmiente que su condena a muerte haya sido anulada

El Supremo de Florida anuló la pena de su presunto cómplice, Seth Peñalver, pero un teletipo erróneo de Efe dio lugar a la falsa noticia

La familia del español Pablo Ibar, condenado a muerte en Florida por un triple asesinato, ha desmentido esta tarde que el Supremo de Florida haya anulado la pena capital a que estaba sentenciado. Un teletipo erróneo de Efe en el que se recogían declaraciones de la esposa del reo, Tayia, luego rectificado por la agencia, ha estado en el origen de la falsa noticia.

En realidad el Supremo de Florida ha anulado la condena a muerte de Seth Peñalver, sentenciado en el mismo caso que Ibar. Según los documentos de su sentencia, el 25 de junio de 2000, Ibar fue coator junto a Peñalver de los asesinatos de Buth Casey, Sharon Anderson y Marie Rogers en el condado de Broward, colindante con Miami. Fue condenado también por cuatro robos a mano armada, y un asalto.

El máximo tribunal estatal ha sentenciado que hubo errores en el juicio donde se condenó a Peñalver por la debilidad de las pruebas presentadas y, en consecuencia, se celebrará una nueva vista. El dictamen emitido hoy no se refiere a la apelación de Pablo Ibar, que se hizo de manera separada a la de Peñalver. Fuentes judiciales han comentado que el dictamen sobre Ibar se conocerá en unas semanas y que la anulación de la pena de muerte a Peñalver es un buen signo de cara al fallo que dictará en su día sobre el español.

El Tribunal Supremo de Florida considera que "no hay pruebas materiales que relacionen a Penalver con el caso". Añade que la principal prueba es una grabación tomada en la escena del crimen en al que aparecen los asesinos. Los jueces aseguran que después de haber revisado el vídeo han concluido que es difícil determinar si Peñalver es el individuo que aparece con gafas oscuras y sombrero. "Sin embargo, el otro individuo que aparece en la cinta identificado como Ibar se quita su disfraz durante el crimen", añade la decisión del Supremo de Florida.

Apoyo de las autoridades españolas

La confusión en torno a la suerte del español se ha producido cuando el padre del condenado, Cándido Ibar, ha dudado esta misma tarde del sentido del dictamen al ser felicitado telefónicamente desde el programa La Ventana de la SER. Pocos minutos después, la agencia EFE difundía otro teletipo con la rectificación. El Gobierno español, a través del ministro de Justicia, Luis Fernando López Aguilar, había mediado ante las autoridades de EE UU por este caso.

Pablo Ibar, español nacido en Estados Unidos en 1972 y sobrino del fallecido boxeador José Manuel Ibar, Urtain, fue condenado a la pena capital el 28 de agosto de 2000, cuando se le declaró autor del triple asesinato ocurrido en Florida en 1994. Tan sólo "el parecido físico" de Pablo Ibar con uno de los asesinos, en una grabación en la que apenas un instante se descubre la cara, en una imagen defectuosa y posteriormente manipulada, fue base de su acusación.

Las pruebas de la acusación fueron consideradas endebles y difusas, lo que hizo que el primer juicio, en 1998, fuese declarado nulo. El segundo juicio tuvo que ser suspendido por problemas personales del abogado defensor, que persistieron durante un nuevo juicio, en 2000, en el que Ibar fue condenado a la pena capital.

El abogado de Ibar, Peter Raben fue el letrado que consiguió que el Tribunal Supremo de Florida anulase la pena de muerte de otro español José Joaquín Martínez, quien fue puesto en libertad posteriormente en un nuevo juicio en Tampa.