Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Koizumi convoca elecciones anticipadas tras el rechazo en el Senado de una reforma clave

El proyecto de privatización del servicio de Correos rechazado por la Cámara Alta era una de las prioridades de su agenda electoral

El primer ministro japonés, Junichiro Koizumi, ha disuelto el Parlamento y convocado elecciones generales anticipadas para el próximo 11 de septiembre después de que la Cámara Alta de la Dieta japonesa haya rechazado hoy la ambiciosa y controvertida reforma postal, uno de las prioridades de su agenda electoral, ha informado la cadena de televisión pública NHK. La privatización de los servicios postales japoneses ha sido objeto de debate durante los últimos años y ha provocado la rebelión de una facción del propio Partido Liberal Demócrata (PLD) al que pertenece Koizumi. El mandatario japonés prometió adelantar las elecciones en dos años si fracasaba el proyecto de reforma postal.

La Cámara Alta ha rechazado el proyecto de reforma postal por una votación de 125 contra 108. Entre los que votaron en contra hay unos 20 legisladores del PLD, según los medios japoneses. Koizumi ha interpretado la reacción del Senado como una moción de censura y ha disuelto la poderosa Cámara Baja, lo que permite convocar elecciones anticipadas para el próximo 11 de septiembre. El Senado o la Cámara Alta es, por ley, indisoluble.

La mayor caja postal del mundo

La propuesta de privatización del servicio de correos japonés y de la mayor caja postal del mundo fue inicialmente presentada por Koizumi como uno de los pilares fundamentales de su política japonesa y ha sido la causante de la peor crisis política de los últimos años en el país. Agravadas las luchas intestinas del PLD, algunos de sus miembros han señalado que este partido podría perder el poder en las próximas elecciones anticipadas. De ser así, se trataría de un cambio histórico en la política japonesa ya que el PLD lleva gobernando desde 1955 de forma casi ininterrumpida. Algunos diputados del PLD contrarios a la reforma han indicado que podrían optar por formar un nuevo partido político.

Bajo la reforma, el servicio de Correos japonés, que con unos tres billones de dólares en fondos es la mayor caja postal del mundo, se habría escindido en cuatro entidades que habrían sido privatizadas gradualmente entre 2007 y 2017. Además de contar con 25.000 oficinas y más de 260.000 empleados, es actualmente el mayor comprador de deuda pública del Estado, con cerca de 1,3 billones de dólares en bonos públicos.

Durante años, el servicio postal ha financiado grandes proyectos públicos y, además, con su sistema de poderosos sindicatos, ha sido una cantera de votos para el partido en el Gobierno. La intención de Koizumi era, según había anunciado, utilizar la privatización del servicio postal como punta de lanza de una más amplia reforma administrativa que acabe con la burocracia que atenaza a este país.

Dimisión del ministro de Agricultura

En protesta de la decisión de Koizumi de disolver el Parlamento y convocar elecciones anticipadas, el ministro de Agricultura, Bosques y Pesca de Japón, Yoshinobu Shimamura, ha presentado su dimisión. Según Shimamura, otros ministros también manifestaron su oposición al paso dado por Koizumi. El ministro de Agricultura afirmó que había rechazado "firmar el edicto imperial" necesario para disolver el Parlamento.