Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez decreta prisión para los tres detenidos por los atentados del 21-J en Londres

Acusados de varios delitos terroristas, deberán seguir en la cárcel al menos hasta el 14 de noviembre

Un tribunal de Londres ha ordenado hoy que tres de los presuntos autores de los fallidos atentados del 21-J permanezcan en prisión provisional al menos hasta el próximo 14 de noviembre, fecha en la que deberán comparecer de nuevo ante los jueces. Muktar Said Ibrahim, Yasin Hassan Omar y Ramzi Mohamed han comparecido hoy por primera vez ante el juez en la prisión de Belmarsh, donde se encuentran acusados de varios cargos de terrorismo. Londres intenta obtener la extradición del cuarto sospechoso de los atentados, detenido en Italia.

El tribunal de Bow Street se ha instalado en la prisión de alta seguridad de Belmarsh para impedir que los detenidos tuvieran que abandonar la cárcel para declarar ante el juez, minimizando así el riesgo de fuga. Los tres están acusados de conspiración para cometer asesinatos, intento de asesinato, tenencia de explosivos y conspiración para provocar daños mediante una explosión. Por ello, se ha prorrogado su prisión preventiva hasta el próximo 14 de noviembre, fecha en la que deberá comparecer de nuevo ante los jueces.

Yasin Hassan Omar, de 24 años, fue arrestado el pasado 27 de julio en Birmingham y es el sospechoso de haber intentado volar un vagón de metro en la estación de Warren Street. Ramzi Mohamed, de 23 años, intentó volar otro vagón en la estación de Oval, al sur de la capital británica, mientras que Muktar Said, de 27 años, hizo lo propio en un autobús de la línea 26 en Hackney. Estos ataques fueron un calco de los que el 7 de julio causaron la muerte de 56 personas en tres vagones de metro y un autobús de la capital británica. Afortunadamente, el 21 de julio sólo estallaron los detonadores y no los explosivos de las mochilas que colocaron para provocar una matanza similar.

Además, la justicia británica trata de obtener la extradición del cuarto sospechoso de los atentados fallidos, Hamdi Isaac, alias Osman Hussein, que fue detenido en Italia el 29 de julio. Isaac es sospechoso de haber intentado hacer explotar una mochila bomba en un vagón de metro en la estación de metro de Shepherd's Bush, al oeste de Londres. La justicia italiana le ha acusado de "asociación con fines de terrorismo internacional" y tenencia de documentación falsa, hasta que el próximo 17 de agosto examine la demanda de extradición presentada por la justicia británica.

Una quinta persona ha comparecido también en Belmarsh ante los jueces. Se trata de Manfo Kwaku Asiedu, 32 años, relacionado con los explosivos localizados en un parque londinense similares a los preparados para el 21-J y que no llegaron a estallar. Se le acusa de conspiración para asesinar y de conspiración para provocar daños mediante una explosión. Igualmente, ha sido prorrogada su prisión preventiva hasta el 14 de noviembre.