Berlusconi subraya las discrepancias de Italia con EE UU sobre la muerte del agente Calipari

El primer ministro italiano destaca que el caso no afectará a las relaciones bilaterales

Italia y EE UU interpretan de forma distinta las conclusiones de la investigación conjunta sobre la muerte del agente italiano Nicola Calipari por disparos de soldados estadounidenses. El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, en una comparecencia parlamentaria, ha indicado que mantienen discrepancias relevantes sobre las circunstancias que rodearon la muerte de Calipari, aunque se ha apresurado a subrayar que el caso no afectará ni a las relaciones italo-americanas ni al despliegue de tropas italianas en Irak, que se retirarán en la fecha prevista.

Más información
Italia y EE UU discrepan sobre la muerte del agente italiano
Un error técnico revela datos sobre la muerte del agente italiano en Irak censurados por EE UU

Según ha dicho Berlusconi a los diputados italianos, los soldados americanos que en marzo dispararon a Calipari en un control cuando éste escoltaba a la periodista Giuliana Sgrena, secuestrada un mes antes, cometieron un error y tienen la responsabilidad de la muerte del agente. "La ausencia de voluntad no excluye la responsabilidad", ha dicho Berlusconi, que ha subrayado las irregularidades cometidas por la patrulla estadounidense.

Según Berlusconi, "el puesto [de control] no estaba señalizado" y los soldados que lo establecieron no dieron "instrucciones precisas" al vehículo en el que viajaban Calipari y Sgrena. Por ello, el conductor no se detuvo y se produjo el tiroteo en el que murió Calipari y en el que resultó herida la periodista. En definitiva, admite que "la discrepancia entre el informe italiano y el americano sobre la muerte de Calipari es innegable".

Sin embargo, Berlusconi ha subrayado a continuación que "la amistad entre Italia y EE UU no puede ser puesta en cuestión. Ha superado dificultades mayores que ésta". Incluso ha querido ir más lejos y "aclarar un malentendido: no hay ninguna relación entre la muerte de Calipari y la misión de nuestro país en Irak". Con ello, el primer ministro ha querido atajar los rumores de que, debido al incidente, Italia había decidido acelerar la retirada de sus 3.000 soldados de Irak. "La retirada de las tropas italianas no será unilateral, sino de acuerdo con los aliados y será gradual y cuando la situación en Irak esté normalizada", ha dicho.

Italia y EE UU llevaron a cabo una investigación conjunta sobre la muerte del agente secreto italiano, acaecida el pasado 4 de marzo, pero las conclusiones a las que ha llegado cada parte por separado son distintas. Mientras EE UU exonera a sus soldados y pone el acento en el exceso de velocidad del vehículo de Calipari al aproximarse al control, al caso omiso de las indicaciones y a la falta de coordinación entre las autoridades italianas y americanas en Irak, los investigadores italianos hacen hincapié en la "inexperiencia y la tensión" de los soldados estadounidenses y la mala organización del puesto de control.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS