El Likud reclama un referéndum sobre la retirada de Gaza en contra de los deseos de Sharon

El primer ministro israelí responde al desafío de su partido reafirmando su propósito de evacuar la franja

El Likud, el partido conservador de Ariel Sharon, ha votado hoy a favor de que la Knesett (Parlamento) someta a referéndum la decisión del primer ministro israelí de retirarse de la franja de Gaza y desmantelar 21 asentamientos de colonos judíos. La decisión ha contado con el respaldo de la mayoría del comité ejecutivo del Likud y con el rechazo del primer ministro, quien ha reafirmado su propósito de hacer efectivo el repliegue militar, previsto para el próximo mes de julio.

Más información

Lo ocurrido esta tarde es un nuevo episodio, el más grave, de la feroz oposición a su plan de desconexión de los palestinos que afronta Sharon en el seno del Likud. El veterano militar se opone tajantemente a la celebración de una consulta y aduce que es una argucia de los colonos y la extrema derecha que los apoya para retrasar su aplicación.

División interna

"No permitiré que los radicales dicten nuestro camino", ha advertido Sharon durante la reunión del comité ejecutivo del Likud en Tel Aviv. Sus palabras han sido recibidas con silbidos y abucheos de muchos de sus compañeros de partido contrarios a la evacuación. El ministro israelí de Asuntos Exteriores, Silván Shalom, uno de los más críticos con los planes de Sharon, ha sido el más catastrofista al asegurar que la consulta sobre el plan de evacuación evitará "una guerra civil". "No estoy proponiendo un referéndum contra el primer ministro, es un referéndum contra el plan (de la desconexión)", ha matizado después Shalom, quien ha añadido que está en juego "la unidad nacional" y la unidad del propio Likud. El ministro de Finanzas, Benjamim Netanyahu, se ha pronuciado también en este sentido y ha recalcado que un referéndum "calmaría los ánimos exaltados" de parte de la población. Estas declaraciones chocan con el sentir de la sociedad israelí que, según una encuesta publicada en el diario Haaretz, apoya en un 68,5% la retirada del Ejército y de los colonos de Gaza.

El Partido Laborista, socio de gobierno del Likud, ha advertido de que si finalmente se celebra un referéndum se verá obligado a abandonar la actual coalición de gobierno, lo que haría necesaria la convocotaria de elecciones.

El primer ministro israelí, Ariel Sharón (en el centro, sentado), durante la votación de la ejecutiva del Likud a favor de una consulta sobre la retirada de Gaza.
El primer ministro israelí, Ariel Sharón (en el centro, sentado), durante la votación de la ejecutiva del Likud a favor de una consulta sobre la retirada de Gaza.EFE

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50