Sharon no descarta liquidar a Arafat y al líder de Hezbolá

Tres palestinos muertos y quince heridos en enfrentamientos con la policía israelí en la Explanada de las Mezquitas

El primer ministro israelí, Ariel Sharon, no excluye que el presidente palestino Yasir Arafat sea objeto de un ataque selectivo como el que acabó con la vida del líder espiritual de Hamás, el jeque Ahmed Yassin, al tiempo que promete que Israel expulsará a todos los palestinos que residen ilegalmente en su territorio cuando termine la construcción del muro de seguridad que separa Israel de Cisjordania.

Más información

En una entrevista al diario Haaretz que se publicará el próximo lunes pero de la que han trascendido algunos fragmentos, Sharon, preguntado sobre si Arafat o el líder de Hezbolá, Hassan Nasralá, podrían ser objeto de ataques selectivos, afirmó: "no voy a sugerir que ninguno de ellos sea inmune". "Alguien que mata a un judío o daña a un ciudadano israelí, o envía a personas a matar a judíos, es un hombre marcado", añadió.

Por otra parte, el primer ministro prometió que una vez que se haya completado la construcción del muro de seguridad que separa Israel de Cisjordania, el Gobierno actuará con rigor para expulsar a todos los palestinos que residen de forma ilegal en las comunidades árabe-israelíes. "Tenemos un problema difícil con el cumplimiento de su deseo de regresar infiltrándose en ciudades árabes en Israel", afirmó Sharon. "Ahora es un problema difícil porque no tenemos una valla" pero, añadió, "en el momento en el que la valla esté cerrada, la actividad para expulsarles será mucho más intensa y su capacidad para regresar se verá gratamente reducida". Según indicó, ahora, cuando se consigue localizar a estos palestinos ilegales y se les expulsa a los territorios palestinos, éstos "regresan".

Asimismo, expresó su deseo de sacar adelante su plan de separación unilateral con los palestinos que contempla la retirada de la mayoría de las colonias de Gaza y de algunos asentamientos en el norte de Cisjordania, y admitió que aunque la evacuación no permitirá acabar con el terrorismo, al menos éste disminuirá.

Por otra parte, respecto a su posible inculpación y procesamiento en un caso de corrupción, Sharon aseguró tener "plena fe" en el fiscal general, Menachem Mazuz, que debe decidir su suerte. "Mis manos están limpias, creo en mi plena y completa inocencia y creo que no habrá ningúna acusación", añadió.

Enfrentamientos en Jerusalén

Mientras, Jerusalén ha vuelto a ser escenario de un episodio de violencia. Tres palestinos han muerto y al menos quince han resultaron heridos en los enfrentamientos con fuerzas israelíes que esta tarde tuvieron lugar en esta ciudad y en los territorios ocupados. El centro de los enfrentamientos estuvo en la ciudadela de Jerusalén, donde la Policía israelí irrumpió por la fuerza a primera hora de la tarde en la Explanada de las Mezquitas, después de que jóvenes feligreses palestinos lanzaran piedras en dirección al contiguo Muro de las Lamentaciones.

Lo más visto en...

Top 50