CUMBRE DE BRUSELAS

La UE se dota de un sistema de Defensa autónomo

Se creará una célula capaz de planificar operaciones militares, pero no habrá un cuartel militar europeo

La cumbre de Bruselas ha aceptado la última propuesta de Reino Unido, Francia y Alemania que renuncia al ambicioso proyecto inicial para dotar a Europa de un sistema de defensa al margen de la OTAN. La UE ha acordado la creación de una célula que permitirá planificar y conducir operaciones militares autónomas, pero que sólo en casos específicos actuará de cuartel general europeo.

Más información

El presidente del Consejo Europeo, Silvio Berlusconi, ha celebrado que "50 años después" de su fundación, la UE se haya dotado de una capacidad de planificación militar que le permitirá "sentarse en la mesa de las otras potencias con total dignidad" y aumentar "la autoridad" de su política exterior y diplomacia. "Y todo ello, de acuerdo con Estados Unidos", ha dicho.

Por su parte, el jefe de la diplomacia europea, Javier Solana, ha destacado que los europeos podrán planificar acciones militares "con o sin la asistencia de la OTAN". Asimismo, ha afirmado que el acuerdo alcanzado permite un ensamblaje "perfecto" entre la UE y la OTAN.

Una célula militar propia

El acuerdo prevé el establecimiento de forma permanente de "una pequeña célula de la Unión en el Shape" (el cuartel general de la OTAN) en Mons (Bélgica) para las operaciones militares de la UE con medios de planificación y activos de la OTAN. En este sentido, los europeos instan a la Alianza Atlántica a estabecler una célula de enlace en el sento del Estado Mayor de la Unión en Bruselas para garantizar "la plena transparecencia entre la UE y la OTAN" en la gestión de crisis.

En caso de que la Unión Europea realice operaciones militares en las que no participe la Alianza se usará como recurso los cuarteles generales de los estados miembros que puedan tener una "función multinacional para la realización de una misión dirigida por la Unión".

La célula instalada en el Estado Mayor de la UE tendrá capacidad de dirigir la operación sólo en aquellos casos en los que se precise una respuesta conjunta civil y militar sin que exista un cuartel general nacional disponible. Aclara, así, que éste "no será un cuartel general permanente", una opción que contaba con el rechazo de la OTAN y de Estados Unidos.

Es decir, la UE tendrá autonomía a la hora de planificar intervenciones militares pero no contará con un cuartel general propio, tal y como proponían en los últimos meses Francia, Alemania y Reino Unido.

Lo más visto en...

Top 50