LA POSGUERRA DE IRAK

Powell admite tras el último ataque que EE UU no esperaba tanta resistencia en Irak

Atacado con misiles el hotel donde se hospedaba el subsecretario de Defensa Wolfowitz

EE UU ha reconocido hoy por primera vez que no esperaba tanta resistencia en Irak una vez finalizadas las operaciones militares mayores. Ni de tal magnitud ni durante tanto tiempo. El atentado de hoy contra el Hotel Al Rashid de Bagdad, donde se alojaba el subsecretario de Defensa, Paul Wolfowitz, y en el que ha muerto un militar estadounidense y otros 15 han resultado heridos, ha provocado la reacción del secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, que ha admitido que la capacidad de resistencia iraquí es mayor de lo que las fuerzas ocupantes esperaban.

Más información

"No esperábamos que [los ataques de la resistencia] fueran tan intensos ni tan largos", ha reconocido Powell a la cadena de televisión estadounidense NBC, en respuesta al atentado de hoy en Bagdad. "Estamos en un periodo muy difícil", ha admitido Powell, aunque precisando que EE UU "tiene capacidad para salir de la situación".

La reacción de Powell se ha producido después de que esta madrugada un oficial estadounidense muriese y al menos 15 personas resultasen heridas al ser atacado con lanzagranadas el hotel Al Rashid de Bagdad, donde se alojan las autoridades de Estados Unidos. El subsecretario de Defensa estadounidense, Paul Wolfowitz, de visita en Irak, se alojaba en el hotel, aunque ha salido indemne del ataque.

Seis españoles se encontraban en el Hotel en el momento del ataque, aunque "ninguno de ellos ha sufrido el menor daño", según ha confirmado Luis Feliú, adjunto al máximo responsable de Defensa de la Autoridad Provisional en Irak, a la Cadena SER. Según Feliú, el edificio ha sido atacado con "cohetes", seis de los cuales han alcanzado su objetivo. Según varios testigos y la policía iraquí, los misiles han sido proyectados desde un zoológico situado a unos cien metros del hotel.

Una fortaleza

Según fuentes militares estadounidenses, en el ataque se han lanzado un total de 29 misiles contra el hotel. Una fuente oficial de Estados Unidos en Irak ha pedido que no se divulgue la identidad del fallecido. Entre los heridos figuran dos civiles que trabajaban para el Departamento de Defensa estadounidense, oficiales del Ejército y ciudadanos extranjeros.

En este hotel se alojan destacados oficiales de la coalición que encabeza EE UU. El edificio está situado en la zona controlada por las tropas estadounidenses en el lado oeste del río Tigris, cerca de los cuarteles militares de la coalición aliada. Es, por tanto, una auténtica fortaleza rodeada de alambre de espino y de muros de cemento. En una rueda de prensa convocada tras el ataque, Wolfowitz, alojado en el Hotel, ha declarado a los periodistas que este ataque es un "acto terrorista" que "no podrá detener nuestra misión". El subsecretario de Defensa estadounidense llegó a Irak el viernes en una visita de tres días para mantener reuniones con los altos mandos de la Coalición y miembros del Consejo de Gobierno.

El despliegue de fuerzas de seguridad en torno al hotel Al Rashid no es mayor que en días anteriores y lo único que se aprecia en las inmediaciones del edificio son grupos de curiosos y numerosos periodistas que se agolpan ante sus puertas para lograr entrar.

En la imagen se muestran los daños sufridos en la fachada del hotel.
En la imagen se muestran los daños sufridos en la fachada del hotel.REUTERS

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50