EL CERCO A SADAM

El informe británico asegura que Irak tiene planes para usar su armamento nuclear

El régimen de Sadam anuncia que los inspectores podrán visitar todos los lugares que deseen

El Gobierno británico ha hecho público a primera hora de esta mañana su informe oficial, prometido hace semanas por el propio Tony Blair, que denuncia la existencia de un programa iraquí de armamento no convencional, incluidas armas químicas y biológicas. Compilado a partir de la información obtenida por los servicios secretos británicos, no aporta pruebas concretas pero sí presenta, según Londres, un "cuadro más completo" de la amenaza que representa el régimen de Bagdad para la seguridad mundial.

Más información

Según el dossier, el presidente iraquí, Sadam Husein, pretende usar incluso contra su propio pueblo estas armas, algunas de las cuales pueden estallar sólo 45 minutos después de emitida la orden. El informe afirma que Husein mantiene un programa para el uso de armas no convencionales y ha intentado hacerse con "cantidades significativas" de uranio en Africa, a pesar de que su país no cuenta con instalaciones civiles de energía nuclear.

Así, Irak ha tratado de "adquirir tecnología y materiales que pueden usarse en la producción de armamento nuclear de modo encubierto", podría fabricar armas atómicas en "uno o dos años" y, para lograrlo, ha convocado a diversos especialistas para trabajar en un programa nuclear. El país conserva, según Londres, hasta 20 misiles Al Husein, con un alcance de 650 kilómetros y a los que se puede dotar de cabezas químicas o biológicas.

Además, ha desarrollado laboratorios móviles para uso militar, "lo que corrobora informes sobre la producción móvil de agentes para la guerra biológica". Las pruebas obtenidas por los servicios secretos británicos "muestran también que Irak se prepara para ocultar indicios de estas armas, incluidos documentos comprometedores, en las nuevas inspecciones" de armamento que lleve a cabo la ONU.

"Hay que detener a Sadam"

En un prefacio escrito por el propio primer ministro, se afirma que "la amenaza es seria y está vigent"e y que Sadam "ha hecho progresos en su programa de armamento no convencional". Tras informar de estas pruebas, Londres pretende que el Consejo de Seguridad apruebe una resolución en la que exija a Irak que acepte un nuevo y más duro régimen de inspecciones. Si Bagdad no cumple esa resolución, el Gobierno londinense amenaza con participar en una ofensiva militar contra ese país árabe.

Por su parte, el régimen iraquí se ha apresurado a calificar el dossier británico de "infundando", y sólo horas después de hacerse público el documento ha anunciado que permitirá a los inspectores de la ONU la visita sin restricciones a todos los lugares que deseen, incluidos los mencionados en el informe de Blair.

Lo más visto en...

Top 50