HISTÓRICA VISITA A LA ISLA

Castro ofrece a Carter "libre acceso" a los supuestos centros de producción de armas biológicas

Carter se convierte en el primer ex mandatario estadounidense en visitar la isla tras 43 años

El ex presidente de EE UU Jimmy Carter ha llegado esta tarde a La Habana, iniciando una visita de seis días por la isla, la primera de un ex mandatario estadounidense en los 43 años que Fidel Castro lleva en el poder en Cuba. Carter ha sido recibido en el aeropuerto por Castro, que ha agradecido la visita y ha lanzado un desafío a la actual administración de Washington. El veterano dirigente ha ofrecido a Carter una visita sin límite alguno a los centros de investigación cubanos, a los que EE UU acusa de producir armas biológicas.

Más información

La llegada ha tenido un marcado carácter histórico, al tratarse de la primera visita de un ex mandatario estadounidense a Cuba en los 43 años de Gobierno de Castro. Como primer símbolo, ambos líderes escuchaban el himno americano, que no ha sonado de forma oficial en La Habana desde la llegada de Castro al poder.

El dirigente cubano ha sido el primero en tomar la palabra. En su discurso, Castro ha elogiado al ex presidente estadounidense, de quien ha resaltado sus esfuerzos e iniciativas por la distensión de las relaciones bilaterales entre ambos estados.

Como reconocimiento a ese esfuerzo y para desmentir las especulaciones de que la visita se debe a una "maniobra política", Castro ha ofrecido a Carter visitar a quien quiera "incluyendo a aquellos que no comparten nuestras ideas". Asimismo, "Carter tendrá acceso libre al personal especializado de cualquier centro de investigación, algunos de ellos acusados de producir armas biológicas".

Recientemente, la administración de George W. Bush, acusó a Cuba de producir armas de destrucción masiva por primera vez en los 40 años de Guerra Fría. Incluso, el subsecretario de Estado norteamericano, John Bolton, afirmó que Cuba ha pasado tecnología para desarrollar armas biológicas a países que fomentan el terrorismo. Aunque Bolton no identificó los países con los que la nación caribeña estaría compartiendo la tecnología sí resaltó los viajes de Fidel Castro a Siria, Libia e Irak en años pasado. Los tres países mencionados están, al igual que Cuba, en la lista que anualmente divulga el Departamento de Estado sobre países que cooperan o fomentan el terrorismo.

Coraje para cambiar las relaciones

"No es un secreto que durante casi medio siglo las relaciones entre ambos países no fueron óptimas", ha dicho Castro, para continuar enumerando los distintos acercamientos conseguidos en los cuatro años de administración de Carter. Entre ellos, ha señalado "la apertura de las oficinas de Intereses en La Habana y Washington, la delimitación de las fronteras marítimas entre México, Cuba y EE UU y el reconocimiento del derecho de los ciudadanos estadounidenses a viajar a Cuba". Todo ello, fruto del "coraje y el valor de Carter para hacer el esfuerzo de cambiar las relaciones".

Por su parte, el ex presidente estadounidense, ha agradecido el recibimiento y las reiteradas invitaciones que Castro le ha hecho para visitar la isla. Tras unas palabras en inglés, Carter ha iniciado un breve discurso en un más que aceptable español en el que se ha mostrado "deseoso de conocer a cubanos de todas las vertientes de la vida y de ver los logros conseguidos en salud, educación y cultura". Asimismo, ha agradecido la posibilidad de reunirse con el Gobierno cubano y con los "representantes de grupos religiosos y otros grupos".

Luego, en un breve esbozo de su agenda para estos seis días, Carter ha anunciado su intención de visitar los centros de investigación de todo tipo, así como las granjas y escuelas experimentales de la isla.

Visita histórica

Más de 20 años después de concluir su mandato, el ex presidente de EE UU Jimmy Carter ha llegado a una Cuba aún revolucionaria y enemistada con su país. El histórico viaje, visto con simpatía por diversos sectores estadounidenses, incluida la Cámara de Comercio, se plantea como un puente político para fomentar la distensión, aunque los disidentes internos no esperan "ningún milagro".

Carter, de 77 años, que hizo de los derechos humanos una bandera de su administración, acude invitado por el presidente cubano, Fidel Castro, de 75, quien desde que llegó al poder en 1959 se ha enfrentado a 11 inquilinos de la Casa Blanca para mantener su régimen comunista.

El ex presidente estadounidense es la figura política de mayor relieve de su país que visita la isla caribeña desde entonces aunque en los últimos tres años -sobre todo a partir del caso del niño balsero Elián González- ambos países vecinos y enemigos han intercambiado numerosos guiños comerciales, culturales y sociales, cuya máxima expresión fue la sentida condena de Castro a los atentados del 11-S.

REUTERS

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50