ORIENTE PRÓXIMO

El Gobierno israelí fija para el domingo la reunión entre Peres y Arafat para negociar una tregua

Israel atacas las ciudades de Jericó y Jenin

El ministro de Asuntos Exteriores israelí, Simón Peres, y el presidente de la Autoridad Palestina, Yasir Arafat, se reunirán el próximo domingo, para negociar un alto el fuego en el aeropuerto internacional del sur de Gaza, junto a la ciudad de Rafah, según han asegurado fuentes del Gobierno israelí. Un portavoz de la Autoridad Palestina se ha limitado a decir que el encuentro se celebrará "pronto".

Más información

El acuerdo, que se encontraba en entredicho por divergencias entre las partes en torno al lugar en que se celebrarían las conversaciones, se consiguió después de que el secretario de Estado de EEUU, Colin Powell, llamara telefónicamente anoche a Arafat, a Peres y al primer ministro israelí, Ariel Sharon.

Según desvelaron esta mañana fuentes del gobierno israelí, durante su conversación con Powell, Sharon le dijo que "Arafat es nuestro Osama Bin Laden", el extremista islámico al que se responsabiliza por los ataques terroristas del martes pasado en Nueva York y Washington.

El encuentro entre Arafat y Peres también ha sido impulsado por intensas gestiones de la Unión Europea (UE) y su representante en Oriente Medio, el diplomático español Miguel Angel Moratinos.

Peres propuso hace unas semanas al Gobierno palestino la negociación de un "alto el fuego gradual" y por zonas, a cambio del levantamiento de las férreas restricciones impuestas por Israel a tres millones de palestinos en Cisjordania y la franja de Gaza.

El próximo día 28 se cumplirá un año del alzamiento de los palestinos por su independencia en Cisjordania y Gaza, la "intifada de la mezquita de al-Aksa", en la que hasta la fecha han muerto alrededor de 600 palestinos y unos 170 israelíes.

Ataque sobre Jericó

Esta madrugada ha continuado la violencia. En una operación lanzada con carros blindados y helicópteros, el Ejército israelí ha tomado el control de la ciudad autónoma palestina de Jericó, en Cisjordania. Más tarde, Israel atacaba Jenin, al norte de Cisjordania. En la incursión han muerto tres palestinos y decenas han resultado heridos.

Los israelíes han disparado misiles contra el cuartel general de la policía de la Autoridad Nacional Palestina y casas de civiles en Jenin. Testigos presenciales aseguran que uno de los muertos era un suicida cargado con una bomba que se arrojó debajo de uno de los tanques y se inmoló.

Horas antes, los israelíes penetraban unos 500 metros en la zona autónoma de la ciudad de Jericó, donde se encuentra situado el campo de refugiados de Aqbat Jaber.

El negociador jefe con los israelíes, Saeb Erekat, ha señalado que la incursión israelí ha dado lugar a enfrentamientos armados entre el ejército hebreo y centenares de militantes palestinos que se habían echado a la calle.

Erekat ha asegurado que el primer ministro israelí, Ariel Sharon, cree que el mundo está únicamente pendiente de lo que ocurre en Estados Unidos y que este sería el momento para doblegar al pueblo palestino después de aplicar su plan militar. Erekat, que tiene fijada su residencia en Jericó ha señalado que la acción contra la localidad no tendría justificación ya que la zona se encuentra totalmente tranquila desde hace dos días.

Según las mismas fuentes, los tanques israelíes también han bombardeado un puesto de seguridad palestino en Qalqilya (Cisjordania), hasta destruirlo por completo.

Lo más visto en...

Top 50