G-8

Enfrentamientos políticos en la primera comparecencia ante la comisión que investiga la violencia en Génova

El alcalde de Génova, el primero en declarar, ha dicho que la responsabilidad es "exclusivamente" de Berlusconi

La Comisión parlamentaria integrada por 36 diputados y senadores y presidida por Donato Bruno ha empezado hoy con carácter de foro para el intercambio de acusaciones entre políticos del partido gobernante de centro-derecha y políticos de la oposición de centro-izquierda. Dejando de lado su carácter de instrumento para averiguar lo sucedido.

Giuseppe Pericu, alcalde de Génova, ha dicho que la responsabilidad de la organización de toda la cumbre es "exclusivamente" del Gobierno de Berlusconi, al que ha atribuido también el hecho de haber "acreditado" como interlocutor al Foro Social de Génova, que agrupaba a ochocientas entidades antiglobalización.

Daños morales

"Nuestra ciudad ha sufrido una violencia material, moral y política muy grave", ha dicho el alcalde en su comparecencia ante la comisión. "Sobre todo daños morales" en referencia a la muerte del joven Giuliani, "son hechos que culpabilizan a todo el país y que llaman a una reflexión política", según el alcalde de centro-izquierda. "Si los daños sólo hubieran sido materiales, no habría sido necesaria una comisión de investigación", ha añadido.

Más información

En referencia al ataque que sufrió la sede del Foro Social que alojaba a más de 800 organizaciones una vez acabada la cumbre y en durante el que la policía aporreó a la gente que dormía allí arrestando e hiriendo a varios españoles; el alcalde ha indicado que recibió una llamada del prefecto después de medianoche en la que aseguraba que los policías habían sido atacados y que sabían que había armas en la sede del Foro Social. La policía procedió a intervenir, y "al día siguiente vimos imágenes impresionantes", ha declarado.

A las palabras de Pericu han seguido las de la presidenta de la provincia de Génova, Marta Vicenza, del partido Democráticos de Izquierda (DS), quien ha acusado a los responsables de la seguridad de "haber obviado sus llamamientos de alerta sobre algunos incidentes".

Ambas intervenciones han caldeado el ambiente en la comisión, junto al hecho de que como telón de fondo ambos bloques amenazan con hacer comparecer a miembros del actual Gobierno o del anterior, de signo político opuesto. La mayoría parlamentaria ha amagado incluso con solicitar la comparecencia del anterior primer ministro, Giuliano Amato, por considerarle responsable de una parte de la organización de la seguridad de la cumbre.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50