MAGNICIDIO

Segunda jornada de violencia en Nepal tras la coronación del Rey Gyanendra

Decretado un nuevo toque de queda en el país mientras mejoran los heridos en el tiroteo del viernes

Nepal se vio convulsionado el pasado viernes con el asesinato a tiros del Rey Birendra, de su mujer y de otras siete personas de su familia. El fallecimiento ayer del presunto autor de la masacre, el príncipe heredero, que según esta hipótesis intentó suicidarse, hizo que la corona recayera en Gyanendra, hermano de Birendra, que se encontraba ausente en el momento de la matanza.

Sin embargo, según un rumor que corre por Katmandú, el supuesto suicida habría sido disparado media docena de veces por la espalda.

Investigación en marcha

Anteayer, Birendra adelantó otra versión de los hechos, la explosión fortuita de un arma automática, que no ha hecho sino aumentar la confusión. El nuevo Rey ha anunciado una investigación pero la desconfianza del pueblo ante las versiones oficiales y su recelo por el nuevo monarca, al que tachan de absolutista, ha desatado la violencia en las calles.

Más información

Para el esclarecimiento de los hechos, Gyanendra ha formado un equipo de tres personas, dirigido por el ministro de Justicia, Keshav Prasad Upadhyay, que deberá entregar en los próximos tres días un informe de sus investigaciones.

En cuanto a los heridos en el violento incidente del viernes, hoy se ha conocido que la reina Komal, esposa del nuevo rey Gyanendra, designada ayer por la noche, ha mejorado considerablemente de sus heridas, al igual que la hermana pequeña del monarca, la princesa Shova. El marido de la difunta princesa Shruti se encuentra estable mientras que el primo del rey, Ketaki Chester, está siendo sometido a una operación quirúrgica, explicaron los médicos.

La recuperación de los heridos es de vital importancia para el total esclarecimiento de lo ocurrido en el salón real durante la cena del viernes.

Nepal, enclavado en el Himalaya, tiene una extensión de 140.000 kilómetros cuadrados, la extensión aproximada de Andalucía, Extremadura y Murcia y una población de 23 millones de habitantes, mayoritariamente budistas e hinduistas.

Reuters

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50