El síndrome de las tiendas cerradas

La cuestión política es quién apostará por la desesperación de los perdedores

Locales cerrados en el carrer Ferran, Ciutad Vella (Barcelona).
Locales cerrados en el carrer Ferran, Ciutad Vella (Barcelona).JUAN BARBOSA

La ruina de un país se muestra cuando las calles, incluso las más céntricas y comerciales, devienen en una sucesión de comercios de todo tipo con las persianas bajadas o en liquidación de existencias. Hace un lustro se tuvo un ejemplo en Atenas. Grecia había perdido el 25% de su PIB (lo mismo que EE UU durante la Gran Depresión de los años treinta del siglo XX), y los visitantes, que todavía llegaban masivamente a la capital ateniense, se confrontaban al tiempo con tres realidades diferentes: la belleza de l...

Más información