Opinión

Una excusa oportuna

Hace tiempo que nuestros políticos andan perdidos. Sus cuitas y temores los bloquean, sea por miedo a fallar en sus tácticas a falta de estrategia, sea por su propia inestabilidad laboral y económica