Los vecinos temían el paso donde murieron arrolladas dos personas

Los vecinos temían el paso donde murieron arrolladas dos personas. Alfonso Armenteros, de 64 años, y su nieta, Silvia Chillón, de tres, perdieron la vida el martes atropellados por una hormigonera en un paso transitado por camiones de obras cuyo peligro advirtieron repetidamente los vecinos. Personas allegadas a la familia señalaron ayer que la madre de Silvia estaba obsesionada con el peligro que suponían los camiones de la obra en el colegio del Pilar, en la calle del Príncipe de Vergara.