Joe Biden

La Casa Blanca anuncia la muerte de ‘Champ’, uno de los perros del presidente Biden

El mandatario y la primera dama, que tienen otro pastor alemán adoptado, recuperaron la tradición de tener animales de compañía en la residencia presidencial que había roto Donald Trump

Champ, uno de los perros del presidente Joe Biden.
Champ, uno de los perros del presidente Joe Biden.CONTACTO PHOTO / Europa Press

El presidente Joe Biden ha informado este sábado del fallecimiento de Champ (Campeón), el perro mayor de la familia presidencial. El pastor alemán de 13 años acompañó al matrimonio desde diciembre de 2008, poco después de que el demócrata asumiera como vicepresidente. En un comunicado, el mandatario estadounidense sostuvo que Champ “falleció pacíficamente” en la Casa Blanca. “Queremos a nuestro dulce y buen chico, y siempre le echaremos de menos”, concluye la nota. La familia Biden tiene otro perro de acogida, otro pastor alemán llamado Major (Mayor), de tres años.

“En nuestros momentos más alegres y en nuestros días más dolorosos, estuvo allí con nosotros, sensible a todos nuestros sentimientos y emociones tácitos”, escribió Biden. “Dondequiera que estuviéramos, él quería estar, y todo mejoró instantáneamente cuando estaba a nuestro lado”, agregó el presidente en el comunicado de despedida, donde apuntaba que siempre extrañarán a Champ. Los nietos del demócrata bautizaron así al perro porque ese es el apelativo con el que Biden solía referirse a su hijo Hunter.

El estado físico de Champ se había deteriorado en el último tiempo. “Incluso cuando la fuerza de Champ disminuyó en sus últimos meses, cuando entramos en la habitación, inmediatamente se levantaba, siempre meneaba la cola, y nos acariciaba con la nariz para que le rascaramos la oreja o le dieramos un masaje en la barriga”.

Meses antes de que el demócrata arrancase su campaña presidencial, Joe y Jill Biden adoptaron a Major, un cachorro de un refugio de animales de Delaware. La incorporación del nuevo miembro de la familia fue una recomendación de un veterinario para animar la vida de Champ. Ambos llegaron a la Casa Blanca el pasado 20 enero, junto con el presidente y la primera dama. “En su juventud, era feliz persiguiendo pelotas de golf en el jardín delantero del Observatorio Naval o corriendo para atrapar a nuestros nietos mientras corrían por nuestro patio trasero en Delaware”. En la residencia presidencial tenía su cama frente a la chimenea.

La primera dama de EE UU, Jill Biden, con su perro 'Champ' a las afueras de la Casa Blanca el 24 de enero de 2020.
La primera dama de EE UU, Jill Biden, con su perro 'Champ' a las afueras de la Casa Blanca el 24 de enero de 2020.WHITE HOUSE / Reuters

Los Biden recuperaron la tradición bicentenaria de que los presidentes de EE UU tengan mascotas en la Casa Blanca. Como reseña en su web la Asociación Histórica de la Casa Blanca, con seis décadas de trayectoria, las mascotas de la Casa Blanca “han provisto de compañía y han humanizado la imagen política de los presidentes”. Pero Trump decidió saltarse esa regla no escrita y no traer perros, gatos o cualquier otro animal de compañía al 1600 de la Avenida de Pensilvania.


Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50