_
_
_
_

Pan fácil de Sant Jordi


La rosa es típica de Sant Jordi. Los pollitos, no. / EL COMIDISTA
La rosa es típica de Sant Jordi. Los pollitos, no. / EL COMIDISTA
Mikel López Iturriaga

Tras informar ayer de los nuevos recetarios que vale la pena comprar en el Día del Libro, vamos con lo que importa de verdad: la comida. Para acompañar las lecturas, hoy traemos un pan de Sant Jordi, que es como se llama en Cataluña a la gran fiesta literaria por coincidir con el día del santo que mató al dragón.

No es que este pan tenga una tradición centenaria: en realidad se trata de un invento de hace 25 años de un panadero barcelonés. Pero es entretenido de hacer y está buenísimo, que al final es lo que nos interesa. Reproduce los colores y las bandas de la senyera, y presenta múltiples versiones: algunas más abriochadas, otras más de estilo pan-pan, otras más jugosas... La que hemos escogido está en un punto medio, porque no es tan dulce y blanda como las de brioche pero, dado su contenido generoso en grasas (queso y sobrasada) sigue siendo jugoso y blandito.

Aunque lo de "pan fácil" pueda parecer un oxímoron para los no iniciados en la materia, la verdad es que éste lo es, sobre todo teniendo en cuenta lo espectacular del resultado. Se puede hacer a mano –aunque una panificadora o un buen robot de cocina ayudarán a los más torpes en el proceso de amasado– y en un horno convencional, el levado es simple, la manipulación de la masa también y el pan que sale es de esos que se pueden comer solos. También el proceso de montaje es de lo más sencillo. Y si hay vegetarianos en casa, se puede sustituir la sobrasada por tomate concentrado y pimentón rojo.

Dificultad: Para ser un pan, fácil.

Ingredientes

Para 3 panes (o 1, o 6, dependiendo del tamaño que se le quiera dar)

  • 500 gramos de harina de fuerza
  • 350 mililitros de agua tibia (no a más de 40 grados)
  • 8 gramos de levadura seca (o 20 de fresca)
  • Una cucharadita de sal
  • Dos cucharadas de aceite de oliva
  • 80 gramos de sobrasada
  • 80 gramos de parmesano rallado
  • 40 gramos de nueces picadas

Instrucciones

1.
Si lo hacemos a mano, poner la harina mezclada con la levadura en un bol, hacer un hueco en ella y añadir el agua, la sal y el aceite de oliva. Trabajar la masa hasta que se despegue de las paredes del bol.Si lo hacemos con panificadora, poner la harina, la levadura, el agua, la sal y el aceite en recipiente y poner la panificadora en modo "masa", pero vigilar para sacarla cuando esté amasada pero antes de que empiece a levar. Si lo hacemos con robot o Thermomix, usar el programa que corresponda en cada trasto.
2.
Dividir la masa en 3 partes iguales. Añadir a una la sobrasada (es importante que esté a temperatura ambiente), a otra el queso y a otra las nueces picadas en grueso. Mezclar y amasar cada una durante unos diez minutos, hasta que esté todo bien integrado y la masa tenga una textura elástica.
3.
Dar forma al pan (uno, dos o los que queráis) haciendo 4 tiras de masa de sobrasada, 5 de queso y una larga –y un poco más gruesa– de masa de nueces para que dé toda la vuelta alrededor del escudo. Se puede usar un dedo mojado en agua para pegarlas bien. Dejar levar unos 50 minutos en un sitio de temperatura amable y acogedora.
4.
Con el horno precalentado, calor arriba y abajo y a 180 grados (y con un recipiente con agua en la parte de abajo para crear vapor) cocer unos 45 minutos, hasta que esté ligeramente dorado por la parte de arriba. Sacar, enfriar en una rejilla y comer mientras se lee un buen libro.

Producción: Mònica Escudero.

Sobre la firma

Mikel López Iturriaga
Director de El Comidista, web gastronómica en la que publica artículos, recetas y vídeos desde 2010. Ha trabajado como periodista en EL PAÍS, Ya.com o ADN y colaborado en programas de radio como 'Hoy por hoy' (Cadena Ser), 'Las tardes de RNE' y 'Gente despierta'. En televisión presentó programas como El Comidista TV (laSexta) o Banana split (La 2).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_