Barcelona abre los juzgados para litigios de patentes ‘express’ ante el MWC

Se pueden tomar medidas cautelares en dos días. La intención de las autoridades es utilizar esta vía en otras ferias mercantiles

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo
Un mosso d'esquadra ante la puerta de entrada de la Feria de Barcelona.
Un mosso d'esquadra ante la puerta de entrada de la Feria de Barcelona..

Los Juzgados Mercantiles de Barcelona ya están preparados para el Mobile World Congress (MWC) que se celebra la semana que viene. Tras los últimos cambios incluidos en el denominado Protocolo de Estatuto del Tribunal de Primera Instancia de lo Mercantil de la ciudad condal, aprobado por el CGPJ, se establecieron una serie de acuerdos y compromisos de los jueces para afrontar conflictos judiciales que pudieran existir entre las compañías participantes en el popular evento tecnológico, titulares de derechos de propiedad intelectual e industrial. Sin duda una de las ramas que más conflictos generan entre las empresas tecnológicas.

“Todos los años hay conflictos porque más de una empresa identifica en el stand de otra algún aparato o tecnología que consideran que es una copia de una que han desarrollado ellos”, señalan fuentes jurídicas.

Este marco nuevo jurídico busca dar una tramitación preferente y prioritaria a las medidas cautelares urgentes (con o sin audiencia) para denunciar que tengan por objeto patentes tecnológicas y diseños industriales de las empresas presentadas en el MWC, así como ante la posible infracción de marcas y de derechos de propiedad intelectual como actos de competencia desleal y de publicidad ilícita respecto de productos y materias que sean objeto de exposición o exhibición en el evento barcelonés.

En estas circunstancias, el protocolo establecido para los Juzgados Mercantiles de Barcelona establece el compromiso para resolver en un plazo de dos días la solicitud de medidas cautelares sin audiencia de la parte demandada, desde su entrada en el juzgado.

De igual forma, en los protocolos se fija un plazo máximo de diez días para la resolución de medidas cautelares con señalamiento de vista, desde su entrada en el tribunal, siempre que se haya presentado un escrito preventivo.

Al mismo tiempo, en el marco de un eventual conflicto en materia de propiedad industrial o intelectual con otra compañía y ante el temor razonable de ser objeto de una solicitud de medidas cautelares sin audiencia, se plantea la posibilidad de admitir la presentación de escritos preventivos ante los Juzgados de lo Mercantil de Barcelona, con la finalidad de evitar, en la media de lo posible, que se adopten medidas cautelares sin audiencia del demandado.

Según explicaron las autoridades judiciales, esta vía permitirá, primero, que puedan exponer sus alegaciones y, segundo, su disponibilidad de comparecer ante el Juzgado de forma inmediata para resolver sobre cualquier petición de medidas cautelares sin audiencia.

Para valorar la urgencia en la adopción de medidas cautelares sin audiencia, salvo que esta pueda comprometer el buen fin de la medida cautelar, será determinante el comportamiento previo de la parte demandante y la rapidez con la que haya reaccionado al conocimiento de la eventual infracción.

Los jueces consideran que será importante que se haya presentado la solicitud de medidas cautelares urgentes con tal antelación que de buena fe no impida razonablemente la audiencia del demandado, cuando el titular del derecho presuntamente vulnerado hubiera tenido conocimiento anterior de la posible infracción y hubiera podido presentar su solicitud con tiempo suficiente.

En cualquier caso, la intención de los Juzgados es que esta vía jurídica para las cuestiones de patentes y propiedad intelectual se extienda a otras ferias que se celebran en Barcelona.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores