_
_
_
_
_

‘Shock’ cultural o por qué los estadounidenses flipan con España (y la gente flipa más cuando lo explican en TikTok)

Se define como choque cultural al conjunto de emociones y reacciones que experimenta alguien al entrar en contacto con una cultura diferente de la propia. En la actualidad, el denominado ‘cultural shock’ es tendencia en TikTok, y una serie de estadounidenses afincados en España son sus máximos representantes

TikTok: Jessica y Eric Smith, a couple living in Spain
Jessica y Eric Smith, un matrimonio de Kansas que ahora vive en Logroño.Cortesía de los Smith

Eric y Jessica Smith son un matrimonio de Kansas (EE UU). Él tiene 36 años y ella, 35. En 2017, viajaron por primera vez a España y visitaron Madrid, Barcelona y San Sebastián. “Nos enamoramos de este país: la comida, la gente, el idioma y el estilo de vida”, reconocen vía email a EL PAÍS, donde también cuentan que mudarse a España comenzó a ser un sueño recurrente en sus vidas. “Durante la pandemia, nuestra vida (como la de todos) cambió, y decidimos postularnos para enseñar inglés en España”. Seis meses antes de la mudanza, Jessica descubrió que estaba embarazada: “Todo el mundo pensó que nos quedaríamos en Estados Unidos, pero estábamos decididos a cumplir nuestro sueño”. Eric y Jessica se mudaron a Logroño, por ninguna razón en particular, más que porque les gustaba mucho el norte del país y querían residir en una ciudad pequeña. “La primera vez que visitamos Logroño fue el día que nos mudamos a España”, explican. Ahora el pequeño Quinton tiene 2 años. Y sí, es logroñés.

En febrero de este año, la familia Smith al completo se hizo viral. Subieron un vídeo a TikTok titulado: Why not Logroño? (¿Por qué no Logroño?) donde intentaron responder a una pregunta cada vez más frecuente en sus vidas: “¿Por qué una familia de Estados Unidos vive en La Rioja?”. Su entusiasta respuesta fue más aplaudida que cualquier anuncio de turismo de la región: “Nuestra respuesta suele ser... ¿Y por qué no? La gente es increíble, la comida es increíble... ¡El vino! El vino de La Rioja no tiene comparación. ¿Y qué más? Es una ciudad segura, es fantástica para familias, tiene una gran calidad de vida, el coste de vida es manejable y estamos rodeados de montañas”, resumían en un vídeo que grabaron de noche, de vuelta a la que ya es su casa.

Se define como choque cultural, o en inglés culture shock, a todo un conjunto de emociones y reacciones que puede llegar a experimentar un individuo al entrar en contacto por primera vez con una cultura diferente de la propia. Fue el antropólogo canadiense de origen finlandés Kalervo Oberg quien identificó esta sensación de todo aquel que se muda a un país distinto al suyo, ya en los años cincuenta, y quien dividió el proceso en cuatro etapas (luna de miel, angustia, orientación y, finalmente, adaptación al nuevo entorno). En la actualidad, el choque cultural o culture shock ha pasado de ser foco de estudio antropológico para ser una tendencia en TikTok, y una serie de estadounidenses afincados en España son sus máximos representantes.

“Si alguien me hubiera dicho hace 10 años que viviría en España, no me lo habría creído. España nunca estuvo en mi radar, hasta que conocí a un estudiante español en la universidad, que más tarde se convirtió en mi marido”, explica a EL PAÍS Morgan, más conocida como @MorganInSpain, una joven de 31 años natural de Michigan. Después de graduarse en la universidad, Morgan y su esposo vivieron y trabajaron en Estados Unidos. Con el tiempo, comenzaron a hablar de la posibilidad de mudarse a España. Él quería estar más cerca de su familia y ella, vivir nuevas experiencias: “Nos mudamos a Madrid en junio de 2021″. Seis meses más tarde, Morgan comenzó a subir vídeos a la red mostrando sus descubrimientos: “Sinceramente, no sabía demasiado sobre España antes de mudarme, aparte del hecho de que era el lugar favorito de mi marido, así que con eso me bastaba. Por ejemplo, creía ingenuamente que el tiempo iba a ser maravilloso y tropical todo el año, pero ya me he dado cuenta de que no es así”, cuenta divertida. Sus vídeos fueron todo un éxito.

De entre todos los vídeos que la familia Smith o Morgan suben a sus canales, aquellos que tienen más visitas y comentarios son los que muestran sus descubrimientos sobre las costumbres, las expresiones o las particularidades de nuestro país. A ojos de un extranjero, hacen que los propios españoles también las observemos bajo una nueva mirada.

“He experimentado muchos choques culturales viviendo en España y sigo experimentándolos”, reconoce Morgan; “sin embargo, para mí el mayor de todos está relacionado con el estilo de vida. La gente en España es extremadamente sociable. Es muy común reunirse con amigos o familiares a lo largo de la semana. Recuerdo, durante mi primera semana aquí, pasar por delante de un restaurante a rebosar un lunes por la noche a las 22:00. En mi país, a menos que vivas en Nueva York o Miami, las posibilidades de que hagas algo que no sea trabajar durante la semana son escasas”. Morgan reconoce que esto, al principio, le agotaba: no estaba acostumbrada a hacer tantos planes y a tener tanta vida social, pero ahora que ha salido de su zona de confort, confiesa haberle cogido el gusto a esta forma de vivir: “Creo de verdad que los españoles han encontrado el equilibrio entre trabajo y vida privada y se esfuerzan por dar prioridad a las personas”, sentencia. A través de sus vídeos (en Instagram acumula 134.000 seguidores, en TikTok, 77.000 y más de tres millones de Me Gusta), Morgan explica con humor algunas otras cosas que le llaman la atención: por ejemplo, que la gente en España no vaya en chándal por la calle (y que le miren mal si lo hace), que la gente se siente tranquilamente a desayunar y no coma mientras camina, la cultura de la sobremesa o que, si tienes un accidente, puedas llamar a una ambulancia sin pensar en los costes.

Sobre esto, la familia Smith tiene claro cuál fue su mayor choque cultural, por mucho que les haya embriagado el vino de La Rioja: “Sin duda, la sanidad pública. Nos ha cambiado la vida. Cuando estamos enfermos... ¡Vamos al médico! No tenemos que preocuparnos por un pago mensual escandaloso, un copago o una factura sorpresa por correo. ¡Nunca hemos estado más sanos!”. Los Smith tienen más de 40.000 seguidores en Instagram y en TikTok y, como Morgan, utilizan el humor para mostrar las diferencias culturales. En un vídeo con bastante éxito que protagonizaba Jessica, mencionaba que lo que más le gustaba de vivir en España era que el parque infantil estuviera al lado del bar. Como apuntaba Dorothy en El mago de Oz, justo después de vivir su propio choque cultural: “Totó, tengo la sensación de que ya no estamos en Kansas...”.

Sobre el éxito de sus respectivas cuentas, tienen teorías similares: “Creo que la gente encuentra interesante este tipo de contenido porque ofrece una perspectiva divertida y única de las diferentes culturas y de cómo es la vida en el extranjero. Siempre oyes hablar de gente que se muda a otro país, pero realmente no sabes lo que eso implica, y cuando ves dos países y culturas diferentes comparadas en un vídeo de 30 segundos, puedes ver los contrastes que nunca hubieras imaginado”, concede Morgan, quien explica que sus seguidores suelen dividirse en un 50% de estadounidenses y un 50% de españoles. Lo mismo le sucede a la familia Smith: “Recibimos muchos mensajes de estadounidenses preguntándonos cómo nos mudamos a España, por qué elegimos Logroño y recomendaciones para viajar por el país. Y recibimos muchos mensajes de gente de La Rioja que está contenta de que hablemos de esta región y de gente que vive en otras partes de España que quiere que visitemos su ciudad o pueblo”.

En esta ventanita al mundo que se abre en redes sociales, cuentas como la de Morgan o los Smith son unos de esos —cada vez menos frecuentes— espacios amables, divertidos y seguros de internet. Quizás para volver a enamorarse de algo o de alguien solo hace falta mirarlo desde otra perspectiva. Por ejemplo, con los ojos de un recién llegado.

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_