JUICIO AL REY DEL CACHOPO

El Rey del Cachopo, condenado a 15 años de cárcel por matar y descuartizar a su expareja

El jurado popular que enjuició los hechos lo declaró culpable de la muerte de la joven hondureña de 25 años

César Román, conocido como 'El rey del Cachopo', a su llegada a la Audiencia Provincial de Madrid el pasado 1 de junio.
César Román, conocido como 'El rey del Cachopo', a su llegada a la Audiencia Provincial de Madrid el pasado 1 de junio.Víctor Lerena / EFE

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a 15 años de cárcel a César Román, conocido como El Rey del Cachopo, por el homicidio de su exnovia Heidi Paz en 2018, con las agravantes de parentesco y género. La sentencia, a la que tenido acceso la agencia de noticias Efe, sigue el veredicto de culpabilidad emitido el pasado 1 de junio por el jurado popular, que le consideró culpable por unanimidad de matar a Heidi Paz y descuartizarla tras no aceptar que ella quisiera acabar con la relación que ambos mantenían. La Fiscalía solicitó entonces 15 años y 5 meses de prisión por homicidio y profanación de cadáver al igual que la acusación popular que ejercía la Comunidad de Madrid.

Llega así a su fin el proceso que comenzó cuando el 13 de agosto de 2018 se halló el tronco de una mujer dentro de una maleta en una nave que tenía alquilada Román. Para cuando se descubrieron los restos, Román ya había desaparecido y desconectado su móvil. La policía le detuvo tres meses después en Zaragoza, donde vivía con una identidad falsa y trabajaba como cocinero.

Más información

El acusado defendió en la vista oral que la que fuera su pareja o bien estaba viva en Honduras o bien habría acabado con ella una supuesta banda organizada de drogas, una tesis que negaron los investigadores durante el juicio. La sentencia considera probado que el crimen se cometió en la madrugada del 5 de agosto de 2018 después de que la chica acudiera al piso de Román en Vallecas para celebrar un cumpleaños con unos amigos.

¿Cómo es este hombre que logró engañar a tantas personas? Para su letrada, Ana Isabel Peña, es un ser “empático y paternal”, que se ha preocupado por ella durante todo el proceso, porque, como ella misma explicó en la sala el pasado mayo, tuvo un problema médico desde el principio. La abogada reconoció que su cliente llegó a exasperarla con su vehemencia. “Su desesperación es humana”, alegó. Para la defensa, “hace mucho tiempo que se dictó un veredicto en las calles” y “los medios de comunicación han tenido siempre una presunción de culpabilidad”. Román resumió durante el juicio todas las que para él son incógnitas de la versión de la policía en una frase del doctor Marañón: “El que no duda es un peligro para los demás”.

La fiscalía desgranó durante el proceso los 12 indicios que apuntaban a Román como el “único autor posible” de la muerte de Heidi Paz. El ministerio público recordó a los miembros del jurado que el móvil de la víctima estaba en posesión de Román cuando le detuvieron, que el acusado tenía conocimientos en el manejo de la carne por su trabajo como cocinero, que tenía llaves de la nave en la que apareció el cuerpo y que varios testigos han reconocido la maleta en la que se encontró el tronco como propiedad del Rey del Cachopo

Los miembros del jurado consideraron todos estos hechos como probados. Entre ellos, las huellas de Román en varios elementos en la nave, que los agentes encontraron el móvil de la víctima en el piso de Román cuando fue detenido en Zaragoza, el pasado de malos tratos del acusado y que varios testigos reconocieron la maleta en la que apareció el cuerpo de la víctima como propiedad del Rey del Cachopo. Apenas necesitaron un día y medio de deliberación para alcanzar la decisión. Cinco semanas después, el jurado ha tomado la suya.

La magistrada Araceli Perdices le condena por homicidio con las agravantes de parentesco y género a 15 años de cárcel, que es el máximo para este delito por “el reproche que merece la conducta del acusado”, al matar a una joven con dos hijos menores y tener en cuenta que desmembró el cadáver, sin que aún hayan aparecido ni la cabeza ni las extremidades. La sentencia, además, condena a César Román a 15 años de libertad vigilada cuando salga de la cárcel, así como a indemnizar a los hijos de Paz con 142.229 a cada uno y a su madre con 100.000. El Rey del cachopo tiene ahora 47 años.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter sobre Madrid.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50