LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Madrid pagó 19,2 millones de euros a la sanidad privada por atender a contagiados de la primera ola

29 de los 32 centros a los que la sanidad pública hizo derivaciones acogieron a 1.723 pacientes de covid

Entrada del Hospital Universitario HM Puerta del Sur de Móstoles, el 23 de abril.
Entrada del Hospital Universitario HM Puerta del Sur de Móstoles, el 23 de abril.Víctor Sainz

En la primera ola de la pandemia, entre el 15 de marzo y el 21 de junio de 2020, la Comunidad de Madrid pagó a la sanidad privada 19.267.156,15 euros por atender a 1.723 pacientes de covid de la sanidad pública, según información del Gobierno regional a la que ha tenido acceso EL PAÍS a través de una petición por Transparencia. Una cantidad aún por cerrar, porque 3 de los 32 hospitales a los que ha de indemnizar el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso aún no han resuelto sus reclamaciones. De los que sí tienen ya determinado el importe, cuatro superan el millón de euros: HM Montepríncipe (1.462.092,87 euros); HM Puerta del Sur (1.347.120,87); Hospital Fuensanta (1.265.087); y Beata María Ana de Jesús (1.161.755,99). En el conjunto de la crisis, la Comunidad ha pagado más de 40 millones a la sanidad privada por atender a pacientes de la pública.

Todo empezó en la primera quincena de marzo de 2020. “Estamos en tiempo de guerra”, fue el resumen que los representantes de la Administración trasladaron entonces a los gestores de los hospitales públicos y privados de la región para explicarles una decisión: con una cuarentena de muertos por coronavirus en Madrid, y cientos de pacientes acudiendo a las urgencias, era necesario colocar a la sanidad pública y la privada bajo el mando del consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero.

Más información

¿Cuál sería la compensación de las empresas privadas por ceder sus instalaciones y profesionales a los pacientes de la sanidad pública? Ese día, nadie lo sabía. Un mes después, tampoco. La Administración y los afectados guardaron silencio. Los pacientes iban y venían sin que se conociera el coste. Hasta julio, más de cuatro meses después.

A finales de ese mes, “un tercer experto independiente” estableció por fin los costes por paciente y día, según la respuesta del Gobierno a través de Transparencia. Sin detallar una cifra total, la consultora KPMG puso los precios por escrito el 29 de julio en un informe al que ya tuvo acceso este diario: 875,59 euros por paciente de covid y día en planta de agudos y 2.486,22 por paciente de covid y día en una unidad de cuidados intensivos.

Adecuada atención sanitaria

Montantes que el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso asumió de manera exacta, tal y como informan en el documento, y que son algunos cientos de euros más altos que los que fijó la Consejería de Sanidad el pasado 27 de enero para la tercera ola. En ese momento se puso a la sanidad privada al servicio de la pública por segunda vez en un año, “para asegurar una adecuada atención sanitaria a su población a través de todos los recursos disponibles”.

En esa segunda ocasión, el número de centros fueron 40 y los precios algo más bajos: 734,25 euros al día por paciente en agudos y 2.084,89 euros por paciente y día en UCI. Ambos “sin incluir coste no evitable”. Ese coste no evitable puede ser el motivo de la diferencia de precios, porque el pasado año, informa ahora la Comunidad, sí estaba incluido dicho concepto: “Entendido como “todos aquellos costes que no es posible eliminar de forma parcial o total, en un corto espacio de tiempo, y que son consecuencia directa de la actividad asistencial no realizada”.

La Consejería de Sanidad no ha respondido a si la exclusión de esa parte de la tarifa explica por qué pagó un coste más alto durante la primera ola que durante la tercera.

Pacientes con coronavirus en urgencias del hospital La Paz, el 3 de abril de 2020.
Pacientes con coronavirus en urgencias del hospital La Paz, el 3 de abril de 2020.samuel sánchez

Durante los tres primeros meses de pandemia, los hospitales madrileños tuvieron que hacer frente a una avalancha de pacientes como nunca habían tenido, por el volumen y por la rapidez con la que inundaron todas las camas, sillones, sillas y pasillos disponibles.

Madrid llegó a tener hospitalizados 16.174 pacientes en agudos y 1.520 en UCI a principios de abril de 2020. La sanidad pública, por sí sola, no hubiese podido acoger a todos los enfermos, ni los leves ni los graves, incluso con el esfuerzo que realizaron en apenas unos días para duplicar, triplicar y hasta cuadruplicar habitaciones y convertir en unidades de críticos todo aquello que pudieron convertir: quirófanos, unidades de reanimación, de recuperación tras la anestesia e incluso gimnasios. La región, prepandemia, contaba con 13.654 camas de agudos públicas, según datos de la Comunidad; y no llegaba a las 500 de críticos. A ellas se sumaron las privadas: 6.819 de planta y 141 de cuidados intensivos.

El pago según una ley de 1954

Cómo tenía que pagarse esa atención se decidió conforme al criterio de la Abogacía General de la Comunidad, expuesto en un informe de 19 de junio de 2020: se ha aplicado la Ley de Expropiación Forzosa, de 1954. Así, la Comunidad no ha pagado solo por las pérdidas demostrables y cuantificables de los hospitales privados, sino también por las potenciales, más subjetivas, porque son las que se producirán a futuro, derivadas de la situación de ese momento.

“Los titulares de los centros afectados presentaron escritos de reclamación acompañados de un informe pericial [el que realizó KPMG]” que detallaba lo que les había supuesto la atención a esos 1.723 pacientes. “Originaron 17.456 estancias [cada pernocta más una comida principal, almuerzo o cena] en planta y 1.601 estancias en UCI”, se lee en el texto de respuesta de la Comunidad.

Y, aunque el reparto de esos enfermos no se describe ni se desglosa por cuidados en planta y en UCI, se refleja en las cantidades asignadas a cada hospital [se puede ver el desglose por centros al final de este artículo], que van desde los 24.862,20 euros al Hospital Los Madroños a los 1.462.092,87 euros a HM Montepríncipe, un grupo hospitalario que recibirá algo más de una cuarta parte del total: 5.419.018,99 euros por la atención que prestaron a pacientes de covid en cinco de los siete centros que tienen en Madrid.

Más de 40 millones a lo largo de 2020

A lo largo de todo 2020, el montante crece: 40,7 millones por 12.424 pacientes, según cifró el consejero de Hacienda, Javier Fernández Lasquetty, durante el pleno de la Asamblea del jueves 25 de marzo. Según estos números, el 16,12% de los ingresados en hospitales de la red madrileña entre marzo y diciembre de 2020 (77.051, según los datos de la Comunidad a 31 de diciembre) pasaron por las camas del sector privado.

“Como les conozco, y sé que lo siguiente que dirán será ¿qué cantidad de dinero le habrán dado a los hospitales privados?, me adelanto a decírselo”, arrancó ese día Lasquetty, durante una convocatoria que le enfrentó a cara de perro con los portavoces de la oposición. “[Son] 40,7 millones para pagar los costes de hospitalización de 12.424 pacientes, lo que significa 3.275 euros por paciente, que dicho de paso no me parece un precio exagerado, bastante menos que el que paga Cataluña, por cierto”, opinó. Sin embargo, no puede establecerse esa comparación haciendo la división del total entre el número de pacientes, puesto que no detalla cuáles fueron a UCI y cuáles a planta, la primera cuestión de la que dependen los costes.

En Cataluña, que ya a finales de abril del pasado año hizo público en un decreto el importe de la compensación a la privada, estableció 43.400 euros por cada paciente de críticos, que incluía los días previos y posteriores al tiempo que permanecieran en esa unidad; por los de agudos, abonarían 2.500 euros por un máximo de tres días y 5.000 euros para estancias más largas; y 93 euros por cada prueba PCR. Además, el decreto establecía que mientras durase la emergencia esos centros cobrarían un importe correspondiente a los gastos de habilitar nuevos espacios para luchar contra el coronavirus, que fijaron en el 4% de la facturación que hubiesen tenido en el mes de febrero. Así, sin conocer el coste total que finalmente pagó Cataluña, no puede saberse si es más o menos por cada paciente.

En Madrid, Lasquetty además contó con las concesiones, aunque aseguró que es dinero que no suma a los gastos derivados de pandemia: “En el caso de los hospitales concesionados, la cifra asciende a 201 millones, que no son gasto adicional, está incluido dentro de su cápita el tratamiento de todos los pacientes de covid que les han llegado”.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50