En libertad sin cargos los hombres detenidos por violar y secuestrar a una chica en Parla

Tras las declaraciones de las dos partes en la comisaría de Parla, no pasarán a disposición judicial

Edificios en la calle Purísima Concepción de Parla.
Edificios en la calle Purísima Concepción de Parla.

La Policía Nacional ha dejado en libertad sin cargos a los dos hombres detenidos el miércoles por supuestamente violar y secuestrar a una chica de 18 años con el 66% de discapacidad al no haber indicios de criminalidad, han informado fuentes judiciales y policiales. Las mismas fuentes han precisado que la joven ha entrado en claras contradicciones e irrealidades durante su declaración en comisaría, mientras que los arrestados han mantenido su inocencia y asegurado que la joven no fue coaccionada para ir a su casa. Al final, ella no ha interpuesto denuncia y los detenidos han quedado en libertad, a la espera de otras pruebas que practicará la policía.

Según el testimonio de la víctima, la joven, de nacionalidad española, fue abordada por estos dos individuos a las seis de la tarde de este martes en la salida de la estación de Renfe de Parla y se la llevaron por la fuerza a una casa cercana, situada en la calle Purísima Concepción. La policía ya dudaba de que esto fuera posible, ya que era a plena luz del día y había bastante gente en la zona. En el piso, según la mujer, la violaron y la obligaron a ducharse varias veces. Varias horas después consiguió comunicarse por WhatsApp con su madre, a la que le contó lo sucedido y que la tenían retenida en una casa.

La mujer acudió a la comisaría y, gracias a que tiene geolocalizado el móvil de su hija, dio a los agentes el punto donde podía estar la vivienda. Al llegar los policías al lugar, sobre las 1.40, la joven salió muy alterada de la casa, un bajo, por sus propios medios y contó que dentro de la casa estaban los que la habían violado, que ella no quería, y que sus cosas seguían dentro.

Los agentes llamaron a la puerta y se llevaron detenidos a los dos presuntos agresores, de 32 y 30 años, por los delitos de retención ilegal y de agresión sexual. La joven fue trasladada al hospital Infanta Cristina de Parla para ser examinada Ahora, tras las declaraciones de las dos partes en la comisaría de Parla, los hombres han quedado a libertad y no pasarán a disposición judicial. Los investigadores han llegado a la conclusión en su atestado de que no ven indicios de criminalidad y que los detenidos y la joven se conocían de antes.


Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS