LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Lo sanitario está de moda en FP

Unas 40.000 personas se quedan en lista de espera en Formación Profesional debido a la fuerte demanda en algunas especialidades y pese a que otras como Automoción o Mantenimiento electrónico pierden fuelle

Alumnos y profesores en una de las aulas del instituto de Formación Profesional Puerta Bonitae, en Carabanchel.
Alumnos y profesores en una de las aulas del instituto de Formación Profesional Puerta Bonitae, en Carabanchel.KIKE PARA

El coronavirus también ha cambiado las modas, a corto plazo, en la Formación Profesional (FP). Mientras el año pasado todo lo relacionado con Imagen y Sonido, cocina o marketing se mantenían en el ránking de las especialidades más demandadas por los estudiantes, este curso se ha visto trastocado por otros intereses más ligados a la pandemia. La FP, la alternativa a la universidad —donde se enseña un oficio primero durante dos años en lo que se denomina Grado Medio y después, para quien quiera continuar, con otros dos en el Grado Superior— ha sufrido un aluvión de solicitudes este curso, hasta el punto de que 40.000 personas se han quedado en lista de espera, el 90% en centros sostenidos con fondos públicos. La rama sanitaria, que ya gozaba de una buena popularidad dentro del alumnado, este curso se ha visto especialmente demandada, junto a la de Servicios a la Comunidad. Todo lo contrario le ha pasado a familias profesionales —como se llaman a las 27 ramas que existen en FP— como la de Mantenimiento Electrónico, Automoción, Desarrollo de aplicaciones multiplataforma, Desarrollo de aplicaciones web o Química y salud ambiental, cuya demanda ha caído en picado.

“Siempre he creído que en el mundo del espectáculo tendría una buena salida. Además, me mola todo. Este año me he arriesgado porque tal y como está el percal…”. Habla Alejandro M., 21 años, matriculado en Imagen y Sonido, pese a las dudas del momento. “Me decían que intentara ser celador o algo de eso, que ahí iba a pillar plaza seguro... Pero no, paso”. Ahora mismo, sus compañeros de Imagen y Sonido que terminaron el curso este año se han quedado congelados, sin poder realizar sus becas de seis meses, porque está todo parado. Pero a él le gusta montar vídeos y tras un peregrinaje por “la mala vida”, asegura, ha decidido encauzar su futuro con lo que más le gusta. “En la ESO iba muy mal y pensé que iba a repartir pizzas toda mi vida”, sonríe. Pero algo en su cabeza cambió cuando “un colega” le contó que si quería podía trabajar de lo que más le gusta. Pidió dinero a sus padres para matricularse en el instituto Puerta Bonita y comenzó una titulación que, según él, le ha centrado la cabeza.

En la puerta del instituto, un miembro del equipo directivo toma la temperatura a los alumnos que entran en el turno de tarde con su mascarilla puesta. A través de un circuito delimitado en todo el edificio, que acoge a más de 1.000 alumnos entre la mañana y la tarde, poco a poco se van distribuyendo por las aulas, que este año se han desdoblado debido a la covid. Allí se estudia dos familias, la de Imagen y Sonido, que cuenta con clases de producción, sonido, iluminación o realización, y la de Artes Gráficas, otra de las especialidades que han perdido adeptos debido a la covid. Luis García, director del centro y presidente de la Asociación Nacional de Centros de FPEmpresa, explica en su despacho que una decisión así no se debería tomar por lo que pasa a corto plazo. Este año se han llenado las aulas de la rama sanitaria pero, otros cursos, el boom se produjo tras el éxito de programas de televisión como Máster Chef, que puso de moda la cocina, una profesión “a la que muchos llegaban sin saber el trabajo real que hay detrás”. “Hay que pensar otras cosas”, incide, “como qué salida hay después, dónde se trabaja, qué se cobra...”. García insiste en que la falta de información y orientación viene de base.

Una clase de diseño gráfico en el instituto Puerta Bonita.
Una clase de diseño gráfico en el instituto Puerta Bonita.KIKE PARA

Según la Consejería de Educación, hay 414 orientadores repartidos en los institutos de la Comunidad de Madrid. Una cifra que habla por sí sola, según García, ya que este curso se han matriculado 292.889 alumnos en Secundaria y 111.018 en Bachillerato. “Es imposible dedicarle el tiempo suficiente a cada uno para explicarle sus alternativas. No solo para los que van mal, algo que suele pasar: ‘si no apruebas, a la FP’. También para otros que tienen intereses muy concretos. La universidad no es la única alternativa ni tiene que ser igual para todos. Muchos no saben ni que en FP hay más de 170 títulos”.

Más plazas

Pese a la falta de orientadores y de información, este curso la sobredemanda de solicitudes de plaza para ciclos de Grado Superior es casi del 60%, es decir, de cada 10 admitidos, seis se quedan en lista de espera. En Grado Medio ha sido del 20%, según datos aportados por CC OO. Por su parte, UGT también ha elaborado un estudio pormenorizado con datos similares. La Consejería de Educación, por su parte, ha reconocido que los ciclos menos demandados pertenecen a las familias de Electricidad y Electrónica, Fabricación Mecánica, Informática y Comunicaciones, Madera y Mueble, Instalación y Mantenimiento y Transporte y Mantenimiento de Vehículos, algo que no ocurría otros años. El 7 de octubre, cuando se cerró el plazo de la matrícula, había 2.080 plazas libres, en esas especialidades.

La situación de este curso, contrasta con la promesa del pasado julio del consejero de Educación, Enrique Ossorio, de crear 7.000 nuevas plazas para septiembre, lo que suponía un aumento del 7%. “Pero ronda la mitad, según nuestros cálculos”, dice Isabel Galvín, de CC OO. “Salvo que la otra mitad se haya incrementado en centros privados”. “Sabemos que ha sido una situación sobrevenida”, añade Isabel Blanco, responsable de FP Madrid en UGT, “aunque siempre han faltado plazas”. “Le propusimos (a la adminitración) el 21 de octubre que abrieran plazas de manera excepcional, también grupos de tarde y a distancia. Todavía no han contestado”.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50