LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Madrid traslada a algunos enfermos de coronavirus entre hospitales para evitar la saturación de centros concretos

El viceconsejero Zapatero detalla casos “puntuales” y defiende la capacidad del sistema

Antonio Zapatero y García Aguado, durante una visita a finales de agosto al dispositivo instalado en Fuenlabrada para la realización de pruebas PCR.
Antonio Zapatero y García Aguado, durante una visita a finales de agosto al dispositivo instalado en Fuenlabrada para la realización de pruebas PCR.VICTOR SAINZ

Aunque la Comunidad de Madrid considera “controlada” la evolución de la pandemia del coronavirus en la región, el aumento de casos positivos durante agosto ha elevado la presión sobre centros hospitalarios concretos, obligando a la Administración a realizar traslados entre hospitales. Así lo ha explicado este martes Antonio Zapatero, viceconsejero para el coronavirus, que también ha querido subrayar todas las diferencias entre la situación actual y la que se vivió en marzo: frente al colapso de la primavera, ahora solo ingresarían el 10% de los contagiados, la edad media sería muy inferior (menores de 40), y apenas estarían ocupadas el 14% de las camas normales y el 20% de las de cuidados intensivos. Este martes hay ingresados 2.139 pacientes en planta, 275 de ellos en las unidades de críticos.

“Entre hospitales están produciéndose traslados de forma puntual, porque hay una presión asimétrica”, ha explicado Zapatero. “Y en caso de necesidad se hacen. Y lo tenemos contemplado si la situación persiste o aumenta”, ha añadido el viceconsejero. “Lo que no hay planteados es traslados a otras comunidades. De hecho, Madrid se ofreció ayer a recibir pacientes de Castilla-La Mancha y Castilla y León [durante la reunión de Isabel Díaz Ayuso con sus homólogos de esas regiones]”.

En marzo y abril, en las semanas más críticas de la pandemia, esta posibilidad estuvo sobre la mesa en varias ocasiones. Sin embargo, la expansión desigual del virus produjo cierto temor en aquellas regiones aún no saturadas —la avalancha que había llegado a Madrid podía hacerlo también a su territorio—, y las que empezaban a acercarse a la saturación de los hospitales madrileños, como Castilla-La Mancha y Castilla y León, tampoco tuvieron margen para hacerlo. Al final, no hubo traslados de Madrid a otras regiones, según dijo Díaz Ayuso en un pleno de la Asamblea.

¿Cuál es el plan de la Administración para evitar que la vuelta a las clases y al trabajo después del verano alimente la pandemia? “Tenemos diferentes escenarios planteados en función del número de casos”, ha dicho Elena Andradas, la directora general de Salud Pública, que ha recordado que la Comunidad ha recabado el apoyo de las policías locales para localizar a quienes no cumplen con las normas y sancionarles (más de 500 personas desde mediados de agosto). “Nos estamos centrando en secciones censales en las que se produce una mayor concentración de casos, con una mayor transmisión, para ir a los domicilios a recordarles la importancia de cumplir correctamente el aislamiento, si es un caso confirmado, o la cuarentena, para un contacto estrecho”.

Además, el Gobierno dice haber aumentado el número de rastreadores de 566 a 795, con el compromiso de llegar hasta los 1.090 si la evolución de la pandemia obliga a ello. También ha comprado dos millones de test de saliva rápidos. Ha prometido mejorar las condiciones de la atención primaria, sin detallar cómo. Y Andradas ha fijado como objetivo vacunar al 75% de la población madrileña cuando haya vacuna.

Más información

Lo más visto en...

Top 50