La crisis del coronavirus

La Comunidad estudia mantener aforos limitados en el interior de restaurantes, bares o comercios

El Ejecutivo de Díaz Ayuso decide este viernes cómo será la fase final de la desescalada en Madrid

Desde la izquierda: el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (de espaldas); la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado; y la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, en la Real Casa de Correos.
Desde la izquierda: el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (de espaldas); la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado; y la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, en la Real Casa de Correos.Ricardo Rubio / Europa Press

La Comunidad planea mantener restricciones en el aforo de las zonas cerradas de restaurantes, bares o comercios a partir del domingo, cuando decae el estado de alarma y recupera sus competencias sin que Madrid haya pasado por la fase 3 de la desescalada. El Ejecutivo regional, que hoy aprobará el decreto correspondiente, estudia suavizar las limitaciones de la fase 2, pero sin volver a la normalidad y manteniendo el uso obligatorio de las mascarillas. Además, expresa su preocupación por negocios en los que se han originado rebrotes del virus en otros países —discotecas, mataderos…— y la llegada de contagiados a Barajas.

”Van a establecerse medidas temporalmente para las actividades propias de los diferentes sectores económicos, productivos, comerciales, profesionales o sociales”, explicaron desde el Gobierno sobre el amplio abanico de áreas afectadas por el decreto de desescalada regional, que van de la educación al transporte, pasando por el número de personas que pueden acudir a reuniones familiares y la desaparición de las franjas horarias. “De forma progresiva se irán atenuando a la vista de la evolución de la epidemia”, añadieron sobre el plan, que previsiblemente tendrá una vigencia mínima de 15 días. “La normativa estará basada principalmente en establecer la distancia de seguridad en el exterior y las limitaciones de aforo en las zonas cerradas”.

Sin embargo, nada está cerrado. Los integrantes del Consejo de Gobierno de Díaz Ayuso no se reúnen hoy solo para aprobar el decreto de desescalada regional. Son tantas las áreas afectadas, y las posibles restricciones, que habrá un debate intenso. A la cita, en todo caso, se llega con cuatro certezas: se han estudiado las restricciones adoptadas por otras comunidades que ya están en la fase 3; se han coordinado las propuestas con la Consejería de Sanidad; es necesario aún mantener limitaciones de aforo; y seguirá siendo obligatorio llevar mascarilla en la calle, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado público cuando no se pueda garantizar 1,5 metros de distancia con otras personas.

“No todo es blanco o negro”, apuntó este jueves Díaz Ayuso. “Una cosa es ir saliendo paulatinamente de fases, y otra abrir completamente”, añadió. “Este viernes presentamos nuestro propio protocolo donde ayudamos a los ciudadanos a convivir con el covid estos meses. Vamos a estudiar los aforos en los locales cerrados”.

Discotecas cerradas

“A mí me preocupa la reapertura de determinados sectores, especialmente el de las discotecas y el ocio nocturno”, dijo esta semana Ignacio Aguado, el vicepresidente regional. “En el caso de que decidamos autorizar su apertura habrá que hacerlo exigiendo un cambio en el modelo que permita extremar las precauciones”, añadió el integrante del Ejecutivo, que tendrá que decidir si permite de nuevo el consumo en barra en bares y restaurantes a cambio de que se mantenga una distancia mínima de seguridad. “Hay que ser precavidos. A nadie se le escapa que puede haber un rebrote”.

Andalucía, por ejemplo, prohibió la apertura de las discotecas y locales de ocio nocturno en la fase 3, y aumentó al 75% el aforo máximo de las terrazas. Esa estrategia —mantener las limitaciones de acceso a clientes, pero relajándolas con respecto a la fase 2— es la que estudiará ahora Madrid.

Además de comercios, bares o terrazas, el Ejecutivo tiene que regular la asistencia a velatorios y entierros, eventos deportivos, cines, teatros, piscinas, lugares de culto, fiestas, parques, congresos y eventos, museos y bibliotecas, academias, autoescuelas, toros... Sobre cada decisión planeará el miedo a un rebrote, ahora que el Gobierno ha recuperado sus competencias, y el deseo de articular un plan en el aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas que vaya más allá del control de los pasajeros a su llegada a la capital. Madrid afronta la llegada de la llamada nueva normalidad rodeada de incertidumbres.

Para afrontarlas, Díaz Ayuso se reunió este jueves con Aguado, el alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís. Los cuatro acordaron mantener una comunicación constante “en los próximos meses” para evaluar las medidas que se adopten. No hubo, sin embargo, notificación alguna a Ángel Gabilondo, líder del PSOE y la oposición.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La desescalada por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia


Más información

Lo más visto en...

Top 50