ENCUENTROS REMOTOS

“Para mi generación, esta crisis es lo más cercano a vivir la guerra de nuestros abuelos”

El madrileño Santiago García, Premio Nacional de Cómic, comparte sus obras en Twitter mientras sigue el estado de alerta desde Nueva York

Santiago García, Premio Nacional de Cómic, a través de FaceTime.
Santiago García, Premio Nacional de Cómic, a través de FaceTime.

El autor de cómic Santiago García (Madrid, 1968) ha publicado un hilo en Twitter compartiendo algunas de sus obras para estos días de aislamiento. Ha visto cómo la crisis del coronavirus ha dejado fuera de juego a su último lanzamiento. La Cólera, creado junto al dibujante Javier Olivares tras ganar juntos el Premio Nacional de Cómic 2015 por Las Meninas (Astiberri). Además, toda esta situación le ha pillado lejos de casa. Es uno de los madrileños que está viviendo desde la distancia lo que ocurre en la ciudad, ya que lleva varios años viviendo fuera de España. Conecta desde Nueva York para compartir impresiones.

¿El género de cómic ha imaginado alguna situación como esta?

A mí estos días me ha venido a la cabeza un cómic argentino que es un clásico: El Eternauta del guionista Héctor Germán Oesterheld y el dibujante Francisco Solano López, que está adaptando Netflix. Cuenta una invasión extraterrestre que comienza con una larga fase en la que la gente se queda asilada en casa por culpa de una nieve tóxica. Es una situación que refleja muy bien la tensión del no saber qué va a pasar que estamos viviendo. Como ocurre en esta obra, nos estamos enfrentando a un enemigo invisible.

Es común escuchar que el cómic tiene más libertad a la hora de reflejar relatos fantásticos o distópicos que el cine o la televisión.

Esa idea se bada en las limitaciones técnicas y económicas de otros géneros que no encuentras al crear un cómic. Pero yo creo que es todo cuestión de imaginación. Es verdad que, cuanto más dinero inviertes en crear algo, menos libertad tienes porque entra en juego el factor comercial y el de la rentabilidad.

Durante estos días de aislamiento, has decidido compartir de forma gratuita algunos de tus trabajos en Internet y los has recopilado en un hilo en Twitter.

La crisis del coronavirus está siendo para nuestra generación lo más parecido a vivir una guerra como la de nuestros abuelos. La mayoría somos espectadores confundidos ante lo que ocurre. Y muchos estamos actuando como los entertainers que durante el conflicto bélico intentaban distraer a los demás para levantar la moral a la población. Se trata de intentar mantener una calma y una normalidad ante la nueva realidad. No sirve de nada vivirlo con ansiedad o terror.

¿Qué estás leyendo para distraerte?

Estoy aprovechando el encierro para revisar viejos clásicos que leía yo de niño. Cómics de superhéroes, como los Spiderman de los años 70, que son los que me marcaron cuando era crío. Y también de esta época estoy leyendo Master of Kung Fu, que va a ser una de las próximas adaptaciones cinematográficas de Marvel.

Dentro de todo lo negativo de esta experiencia, ¿puede ser una oportunidad para que los lectores descubran nuevas lecturas y los creadores se inspiren en nuevos relatos?

Es bonito pensarlo, pero no lo tengo muy claro. En mi caso, llevo en cuarentena toda mi vida. La diferencia entre lo que hago en mi vida habitual es muy pequeña. No tengo libertad de ir a correr al parque y poco más. De hecho, estoy más distraído porque estoy más pendiente de las noticias y de mi gente. Me ha hecho dejar de ser tan ermitaño y sentir la necesidad de socializar.

La única forma de consumir cultura estos días es a través de las pantallas. ¿Marca la diferencia en el caso del cómic?

En mi opinión, el cómic digital puede y debe funcionar perfectamente. Pero soy más partidario de que se cree de forma específica para ese soporte. La idea de un cómic pensado en formato libro y que se vuelca como archivo pdf me convence menos. Yo no trabajo así los cómics. Tengo mucho más en cuenta el aspecto material y la experiencia de lectura. Es como la fotografía tradicional y la digital: son asuntos diferentes e independientes. Quizá esta crisis sí que nos ayude a completar esa transición a lo digital en la que llevamos años metidos.

¿Es Madrid una ciudad con tradición de cómic?

Sí que tiene una grandísima tradición y es un buen lugar para el cómic. Desde los años 80, que se creó la Escuela de Madrid con una inclinación más artística que comercial. Había una revista que publicaba el Ayuntamiento que se llamaba Madriz y que la dirigía Felipe Hernández Caba que fue una punta de lanza. Hay muchas librerías y espero que siga habiéndolas después de todo este desastre. Son comercios muy vulnerables porque no forman parte de cadenas multinacionales, sino que son fruto del esfuerzo de pequeños empresarios.

La crítica ha alabado de la serie de Netflix El vecino, que adapta una de sus obras, la forma en la que su diseño de producción recrea un Madrid muy concreto.

Es uno de los mejores elementos de la serie. Es curioso, porque el dibujante Pepo Pérez (que es malagueño) y yo intentamos crear una ciudad ficticia, a lo Gotham City. Había muchos elementos de Madrid, porque viví en Lavapiés y Arganzuela, pero también algunos de Málaga y Barcelona. Ahora me arrepiento de no haberlo localizado en un barrio madrileño, aunque sé que de alguna forma sí hemos sabido trasmitir esa esencia porque ha llegado a la serie.

¿Cómo estás al tanto de lo que está ocurriendo en Madrid desde la distancia?

Pues estás todo el día pegado a las redes sociales y hablas mucho más a menudo con la familia. Tan a menudo que hay poco de qué hablar, porque no hay muchas novedades si no se ha salido de casa. Por fortuna, nos ha pillado en un momento en que Internet nos permite estar unidos. Sería muy diferente y mucho más duro hace unos años sin todo este tipo de conexiones.

¿Y cómo está afrontando Nueva York la crisis?

Para mi gusto, aquí se ha tomando el asunto durante mucho tiempo como una alarma moderada hasta que es demasiado tarde, como ocurrió en Madrid o en Italia. Me preocupa que sea una situación de alarma y cierre de establecimientos, porque la infraestructura sanitaria no es como la de España.

Información sobre el coronavirus:

- Aquí puedes seguir la última hora sobre la evolución del coronavirus.

- Medidas clave del estado de alarma.

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Guía de actuación ante el coronavirus

- Todas las medidas contra el coronavirus en Madrid

- En caso de tener síntomas, la Comunidad de Madrid recomienda evitar acudir al centro de salud salvo casos de extrema necesidad y utilizar el teléfono 900 102 112

Más información

Lo más visto en...

Top 50