_
_
_
_
Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Pelee por su ciudad, señor Martínez

Lo hemos dicho una y otra vez: los buenos servicios públicos son el ahorro de los menos favorecidos y a los ricos, que usan servicios privados, les da igual su degradación

Vecinos concentrados en la puerta del centro social okupado La Ingobernable, en junio de 2018.
Vecinos concentrados en la puerta del centro social okupado La Ingobernable, en junio de 2018.Kike Para

El mantra de la derecha es falso: no es verdad que bajar los impuestos incremente la actividad económica y, por lo tanto, la futura recaudación: como es bien sabido depende del ciclo económico.

La agónica negociación de Ayuso-Aguado con Vox para los presupuestos de la Comunidad (y la excusa del PIN como humo para seguir bajando impuestos que es la verdadera trama de la farsa) y la noticia de que el Gobierno quiere retomar el debate sobre la competencia fiscal entre Comunidades Autónomas, nos permite —una vez más— reflexionar sobre ello.

Normalmente bajar impuestos significa que bajan los ingresos públicos: “de cajón de madera” y que si los impuestos son progresivos, que los ricos pagan menos y a los pobres les toca pagar una parte mayor de la tarta.

Es asombroso que el PP, que gobierna desde hace 17 años en la Comunidad Autónoma de Madrid (CAM), cargue a las siguientes generaciones con las carencias de su actuación: la deuda de la CAM, de 35.150 millones en 2019 (o lo que es lo mismo 15,2% del PIB y 5.320 por habitante) es la cuarta de España, por detrás de Cataluña, Valencia y Andalucía. En 2019 se pagaron 2.610 millones de capital y 717 millones de intereses, o sea, 16,5 de cada 100 euros de un presupuesto que alcanza 20.072 millones.

Lo hemos dicho una y otra vez: los buenos servicios públicos son el ahorro de los menos favorecidos y a los ricos, que usan servicios privados, les da igual su degradación. La falta de recursos o su ineficaz gestión está suponiendo una enorme degradación de muchos servicios públicos. De entre los muchos degradados, quiero mencionar algunos que afectan a nuestra ciudad.

Cuando los vecinos del barrio de Las Letras valoran positivamente un museo judío en Madrid pero rechazan que se instale en Paseo del Prado 30, lo que están pidiendo es que se instale allí un centro de salud que sustituya al que ahora está situado en la calle Alameda 5, que incumple los requisitos legales de accesibilidad, en estado bochornoso, indigno de esta ciudad.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Pues bien, no está previsto ni en 2020 ni en 2021 mejorarlo ni sustituirlo. Sólo hay previstos dos centros pero en otros distritos. Por no mencionar la eterna lista de espera sanitaria, mil veces trampeada, los millonarios trasvases de actividad a clínicas privadas, etcétera.

Como no será por inquina ni desidia ni por favorecer a clínicas privadas, debemos entender que es por falta de recursos.

Cuando la Comunidad cuenta en nuestra ciudad solo con un centro de atención a menores no acompañados, y ello genera saturación, conflictos y tensión con trabajadores, familias, vecinos y los propios menores tutelados, lo que hay que hacer no es demonizarlo, sino abrir tres centros más. ¿Dónde están? Hace falta voluntad política, priorizar las necesidades vecinales y tener recursos, tener recursos para eliminar la deuda, como hizo Manuela Carmena, y para pagar los recursos públicos que la ciudad de Madrid necesita.

Señores del PP: dejen de engañar con un mantra cuya traducción es “tenemos que conseguir pagar cada vez menos”. Señor Martínez, pelee como alcalde por su ciudad. Reclame lo nuestro. Aunque sea de su partido. La CAM ens roba.

Luis Cueto es concejal de Más Madrid en el Ayuntamiento de la capital

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_