Elecciones en Castilla y León
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

Cinco sorpresas posibles según las encuestas de las elecciones de Castilla y León

El resultado más probable es una mayoría del PP y Vox, pero hay espacio para la subida de la izquierda o una carambola que haga decisivos a los partidos pequeños

El resultado más probable para las elecciones del domingo en Castilla y León es una mayoría del PP y Vox. La encuesta de 40dB. les da los 41 escaños necesarios y otros sondeos elevan su suma hasta 44. Además, si se quedan cortos, todavía podrían completar la mayoría negociando con la plataforma España Vaciada o con otras formaciones como Ciudadanos o Por Ávila.

Pero los sondeos dejan espacio para otros resultados.

Casi siempre lo hacen. Aunque predicen mejor que cualquier alternativa, no dejan de ser una aproximación. Gracias a las encuestas sabemos algunas cosas con cierta seguridad, como que PP y PSOE serán las fuerzas más votadas y que Vox será tercero. Pero no debemos esperar que los sondeos sean exactos: los errores de tres puntos con algún partido no son la excepción, sino la norma. Por eso, hoy hablamos de las sorpresas posibles en unas nuevas elecciones.

1. Una subida de la izquierda que haga decisiva a España Vaciada

La suma de PP y Vox ronda el 44% de votos en el sondeo de 40dB., bien por delante de PSOE y UP, que suman un 37%. Pero la derecha ha bajado ligeramente durante la campaña y un peor resultado podría cambiar las mayorías. Si obtuviesen 2,5% puntos menos en favor de la izquierda, la llave de la mayoría podría acabar en la plataforma España Vaciada.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Hablamos de un escenario posible, pero poco probable. Según el mercado de predicción que mantiene Alberto López, de la Universidad de Zúrich, un gobierno del PSOE tiene una opción entre seis de ocurrir. Es decir, no insignificantes, pero pocas. Para que sea una posibilidad, PP y Vox tienen que empeorar en dos o tres puntos respecto del sondeo de 40dB., y aún más en relación al promedio de todas las encuestas, que les dan un margen algo mayor.

2. Un momento de derechas

Aunque la tendencia de los sondeos van en sentido contrario, no sería rara una sorpresa por la derecha, con mejores cifras para el PP y su suma con Vox. De hecho, un promedio con los sondeos consolidados que se publicaron el lunes (dentro del límite legal), coloca al PP con 33 asientos (34% de votos) y a Vox con 11 (14%).

Si la derecha sorprende batiendo incluso a este promedio de sondeos, digamos que con un PP en 36% de voto y con Vox en 14-15%, el PP podría irse a 36 procuradores, pero seguiría lejos de la mayoría en solitario. Esa opción parece remota.

3. Carambola de pequeñas fuerzas

El sondeo de 40dB. le da cinco escaños a las fuerzas de España Vaciada, pero además dejaba muy cerca del escaño a dos formaciones, Ciudadanos y Por Ávila, y no muy lejos a una tercera, Zamora Decide. Si todas mejorasen sus resultados unas décimas, podrían acabar entrando nueve fuerzas.

Lo normal en este escenario es que PP y Vox pudiesen negociar con la formación Por Ávila y con España Vaciada. Pero se volvería a abrir la posibilidad de una mayoría alrededor del PSOE, al menos aritméticamente, sobre todo si la carambola de los partidos pequeños coincide con un mal resultado de la derecha.

4. ¿Un éxito de España Vaciada?

Todos los sondeos dan escaños a la plataforma España Vaciada, casi siempre en Soria (donde a su marca Soria Ya ronda los dos o tres asientos), y a veces también en Burgos, donde 40dB. estima que pueden sacar uno o dos. Sin embargo, ir más allá de cinco escaños se complica.

España Vaciada podría llevarse el cuarto de Soria si arrasa, quizás (como ve posible el CIS, que le da el 40% de los votos). Pero los sondeos les dan muy pocas opciones en el resto de provincias donde concurren, Valladolid, Palencia y Salamanca. Si menciono esta posibilidad es porque en el pasado los sondeos han tenido problemas midiendo la fuerza de nuevas formaciones.

5. La sorpresa de que no haya sorpresas

La última sorpresa sería que el resultado sea exactamente el que parece más probable. Como dije al principio, lo más normal es que PP y Vox sumen una mayoría corta pero suficiente, y que el reparto final de escaños sea parecido a lo que estima el sondeo de 40dB.:

Sin embargo, la paradoja es que sería raro que el sondeo clavase el resultado escaño por escaño. En las elecciones suele haber imprevistos. Y eso, que es previsible, explica la trampa típica del pronosticador: puedes decir con rotundidad que el domingo “alguien se va a llevar una sorpresa”, porque eso es fácil de predecir. Lo difícil es acertar con cuál.

Metodología. El cálculo de escaños resulta de un proceso en tres pasos: 1) partimos de una estimación de votos, la del sondeo de 40dB o del promedio de encuestas; 2) proyectamos esos votos en cada provincia usando la distribución territorial en las autonómicas de 2019; y 3) calculamos los escaños según el método D’Hondt.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Kiko Llaneras

Es periodista de datos en EL PAÍS y doctor en ingeniería. Antes de llegar al periódico en 2016 era profesor en la Universitat de Girona y en la Politécnica de Valencia. Escribe una newsletter semanal, con explicaciones y gráficos del día a día, y acaba de publicar el libro ‘Piensa claro: Ocho reglas para descifrar el mundo’.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS