felipe VI

Dos detenidos tras un enfrentamiento entre jóvenes y la policía durante la visita del Rey a Castellón

Felipe VI arropa al tejido empresarial valenciano en la primera asamblea de la patronal autonómica en la capital de la Plana

Agentes de policía identifican a varios estudiantes tras los altercados por la visita del rey a Castellón.
Agentes de policía identifican a varios estudiantes tras los altercados por la visita del rey a Castellón.ANGEL SANCHEZ

El amplio cordón de seguridad, los controles y las múltiples rondas policiales realizadas estos últimos días en las inmediaciones del campus de la Universitat Jaume I (UJI) de Castellón con motivo de la visita este jueves del rey Felipe VI no han silenciado las protestas de un grupo de jóvenes contrarios al Monarca, que han provocado enfrentamientos entre los manifestantes y los cuerpos de seguridad.

Las concentraciones se han iniciado en el interior del campus y han seguido en el exterior. Se saldan con al menos dos personas detenidas por atentado a la autoridad, resistencia y desobediencia grave. Desde la Delegación del Gobierno en la Comunidad Valenciana se ha encargado un informe a la Policía Nacional para averiguar lo ocurrido. Indican que al tratarse de un recinto privado, las posibles concentraciones no requieren de autorización previa y, por lo tanto, de notificación a la Delegación del Gobierno, pues estas se limitan únicamente a las convocadas en la vía pública.

Protestas contra el Rey en la Universitat Jaume I de Castellón.Evelyn Yarce

El rey Felipe VI ha clausurado este jueves la asamblea general de la Confederación Empresarial de la Comunidad Valenciana (CEV) celebrada en el paraninfo de la UJI. La primera de la patronal en la capital de La Plana. El evento, que ha reunido a más de 350 representantes del tejido empresarial valenciano, se ha convertido en una loa a las empresas del territorio.

En un tímido arranque de su discurso en valenciano, el Monarca se ha referido a las pymes autonómicas como “un verdadero referente para las demás”. “En los momentos más duros de la pandemia, la falta de material sanitario movilizó a vuestra industria textil para fabricarlo en tiempo récord y a gran escala”, ha dicho, al tiempo que se ha referido también a la implicación del sector de la automoción en la fabricación de respiradores o a los esfuerzos del sector agroalimentario para “garantizar la producción y distribución a pleno rendimiento”, sin obviar la “solidaridad del sector hotelero” habilitando espacios para acoger a pacientes y aliviar la carga hospitalaria.

Más información

“Sin vosotros la recuperación no es posible”, ha añadido Felipe VI, que ha apelado a la exportación como el salvavidas de la economía valenciana y nacional. “Lo fue en la crisis de 2008 y lo será ahora; las exportaciones valencianas han superado en los primeros meses de 2021 los 5.000 millones euros, superan la media nacional, sobre todo por la cerámica… Podéis enorgulleceros”, ha dicho.

El Rey ha sumado a la fórmula exportadora la apuesta por la innovación y por la colaboración público-privada para “mejorar la calidad de vida, la capacidad de adaptación y la competitividad de nuestras empresas”.

La Asamblea se ha convertido también en una coctelera de peticiones por parte de la CEV al Gobierno central y al autonómico hilada sin embargo por mensajes comunes. Entre las reivindicaciones de su presidente, Salvador Navarro, la de “limitarnos a hacer las reformas que Europa nos pide y evitar aquellas que en estos momentos solo crearían barreras y obstáculos para la creación de empleo”. Así, se ha mostrado contrario a aumentar la presión fiscal de las empresas y a plantear una contrarreforma laboral en este momento. “Hacer cambios en materia fiscal o laboral requiere un examen previo, basado en datos objetivos y fruto del diálogo”.

También ha lamentado que la “crónica infrafinanciación” que sufre la Comunidad Valenciana“ la sitúe “en inferioridad de condiciones para encarar la recuperación” y ha urgido a ganar agilidad administrativa. “No podemos seguir presionando para que Europa acelere la entrega de ayudas y que después la burocracia frene aquí proyectos”, ha advertido. Entre los mensajes comunes que han salpicado el evento, los llamamientos a la unidad y la lealtad para blindar la estabilidad; al papel de la Monarquía como embajadora y a los pilares que sustentan el plan de recuperación de Europa: resiliencia, sostenibilidad, innovación y cohesión.

En esta línea, la de la unidad, se ha pronunciado la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que ha avanzado además los 647 millones de euros de ayudas directas a empresas de la comunidad que aprobará mañana la Generalitat para respaldar a los sectores más afectados por la crisis. Así lo ha notificado poco después el presidente del Consell, Ximo Puig, que ha matizado que esta nueva inyección alcanzará a empresas de 180 sectores de actividad.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50