crisis del coronavirus

La Comunidad Valenciana mantiene el cierre perimetral y la limitación horaria para la hostelería

El Consell no varía la mayoría de las restricciones pero amplía a seis los consumidores en terrazas y a dos los núcleos en espacios privados

La Interdepartamental de la Generalitat para la Prevención y Actuación ante la covid-19 se reúne, presidida por el president Ximo Puig (c), para revisar las restricciones vigentes contra la pandemia y acordar si flexibiliza alguna de ellas. En vídeo, declaraciones del presidente de la Generalitat valencianaEFE/Biel Aliño

La Generalitat valenciana ha acordado mantener la mayoría de restricciones vigentes en la comunidad en lo que respecto al cierre perimetral de la autonomía, el toque de queda a las 22.00 y el cierre de la hostelería a las 18.00. La reunión interdepartamental para la lucha contra la pandemia ha decidido este jueves relajar únicamente las medidas referentes al número de personas permitidas para reuniones en espacios públicos, que pasa de cuatro a seis, tanto en mesas de terrazas como para la práctica de deporte en la calle, y de uno a dos los núcleos familiares en el ámbito privado. También se flexibilizarán las condiciones para visitar las residencias de mayores inmunizadas porque, salvo algunas excepciones, el 100% de sus usuarios y trabajadores están vacunados. Estas nuevas medidas entrarán en vigor el próximo 12 de abril.

El objetivo es, según ha indicado el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, estabilizar la buenos datos epidemiológicos que mantienen a la Comunidad valenciana con la incidencia acumulada más baja de España y Europa. “Es lo que aconseja el sentido común”, ha justificado Puig que ha apelado a la “cautela”. En el caso de que los se consoliden, Puig ha prometido avanzar en la flexibilización de las restricciones y ha reiterado que “no durarán ni un día más del necesario”.

Hasta entonces la próxima revisión, el 25 de abril, se mantienen las restricciones actuales: cierre de la hostelería a las seis de la tarde, dos horas antes que el de los comercios no esenciales, con terrazas al 100% de su capacidad e interiores al 30%. También sigue el toque de queda a las 22 horas.

Otro de los argumentos para mantener las restricciones ha sido la tasa de hospitalizados, que se ha reducido a la mitad en tres semanas y la bajada “drástica” de la mortalidad por coronavirus, porque “en los últimos 23 días ha muerto la tercera parte de las personas que en los 23 anteriores”, según ha señalado Puig.

Por su parte, la consellera de Sanidad, Ana Barceló, ha confirmado que no hay ninguna citación para vacunar a menores de 60 años con AstraZeneca y ha pedido “tranquilidad” a las personas a las que ya se les ha inoculado porque hay de margen hasta el mes de junio para que los técnicos determinen si es necesaria la segunda dosis ya que estudios actuales cifran la inmunización con solo la primera inyección en un 76%.

Barceló, en la rueda de prensa tras la reunión de la mesa interdepartamental, ha corroborado que esta semana no había ninguna cita para vacunar a nadie menor de 60 años con AstraZeneca y, tras el acuerdo de ayer del Consejo Interterritorial de suspender la inoculación por debajo de esa edad, tampoco se llamará a las personas de grupos esenciales en este tramo que quedaban pendientes de ser inoculados. El colectivo de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y de centros docentes han sido los principales colectivos a los que ya se les ha administrado la primera dosis vacuna de AstraZeneca.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50