SAN JUAN

25.000 personas celebran Sant Joan en las playas de Barcelona

Los Mossos investigan una agresión homófoba en el barrio de Gràcia

Verbena de Sant Joan. Playa de la Barceloneta.
Verbena de Sant Joan. Playa de la Barceloneta.Albert Garcia / EL PAÍS

Barcelona, a diferencia de municipios cercanos como el Prat de Llobregat, Castelldefels, Gavà o Viladecans, ha mantenido toda la noche de Sant Joan las playas abiertas, aunque sin la posibilidad de acceder al barrio de la Barceloneta para intentar respetar el descanso de los vecinos de la zona más cercana a las playas. Pese a que estaba permitido en la capital catalana, la ciudadanía no ha utilizado el litoral como epicentro de la fiesta. Según los datos del Ayuntamiento de Barcelona, 25.000 personas han celebrado la verbena en la playa mientras que en 2019, el último año en que se permitió la celebración sobre la arena, fueron 60.000. Los servicios de limpieza han recogido, a partir de las 6.00 de la mañana, más de ocho toneladas de basura (en 2019 fueron 20 toneladas) y se han abierto las playas a las 9.00 horas de este jueves.

El teniente de alcalde de seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, ha calificado la verbena de “tranquila, cívica y familiar”. A primera hora no le constaba a la Guardia Urbana que se hubieran denunciado agresiones sexuales en la capital catalana. Los Bomberos de Barcelona han realizado 119 intervenciones (en 2019 fueron 264). “No ha habido fuegos importantes en la ciudad. Se han quemado 64 contendores, 15 fuegos de matorrales, han ardido 13 árboles, se han tenido que apagar ocho fuegos exteriores de mobiliario urbano, seis hogueras, cinco fuegos forestales de menos de 150 metros cuadrados, dos vehículos, dos balcones, el Sistema de Emergencias Médicas ha atendido a cinco quemados y a 14 agredidos (por peleas) y 68 intoxicados. Algo dentro de la normalidad”, ha remarcado Batlle.

Los Mossos d’Esquadra si que intervinieron en una agresión homófoba a una pareja gay en el barrio barcelonés de Gràcia. Los dos heridos fueron trasladados a un hospital con contusiones. La policía de la Generalitat investiga ahora quiénes pueden ser los autores de la agresión.

Por otro lado, un hombre ha sido detenido por los Mossos d’Esquadra este jueves en Esplugues de Llobregat (Barcelona) acusado de un delito de agresión sexual a una mujer. Los Mossos d’Esquadra han recibido el aviso a las 4.40 horas de la madrugada. La supuesta agresión se ha producido en la vía pública y el hombre ha sido detenido poco antes de las 5.00 horas de la madrugada.

Un total de 2.030 efectivos de Mossos se desplegaron la noche de Sant Joan en toda Cataluña. Salvo la agresión homófoba de Gràcia, el resto de incidentes han tenido con ver con peleas e intervenciones por robos y hurtos. En la calle Venezuela de Barcelona los agentes desarticularon una fiesta ilegal en la que dos personas acabaron detenidas, 39 denunciadas por incumplir la normativa anticovid, 14 por posesión de drogas y, además, decomisaron 1.000 euros por las entradas que cobraban y los aparatos de música.

El teléfono de emergencias ha recibido 5.217 llamadas en toda la noche, pero no ha habido que lamentar incidentes graves y la verbena ha transcurrido con normalidad.

Más información

Las playas de Barcelona se llenaron anoche de familias y grupos de jóvenes que disfrutaban de unos fuegos artificiales que no respetaban ningún orden. Los asistentes pudieron transitar libremente por los cinco kilómetros de playa de la ciudad, pero no por las calles de la Barceloneta, donde la tarde del miércoles operarios municipales colocaron un vallado que impedía entrar en el barrio. Los vecinos habían exigido poner fin al botellón continuo en que se ha convertido la zona tras el levantamiento del toque de queda.

Por lo general, la gente que acudió a las playas respetó la distancia de seguridad entre los grupos que estaban sentados, una distancia que no había, ni difícilmente podía haberla con la gran afluencia de gente, en los paseos ni en las entradas de las discotecas del frente marítimo. Los locales de ocio nocturno pudieron abrir con normalidad después de que el pasado domingo se levantaran las restricciones.

El ambiente festivo y el hecho de que a partir del sábado la mascarilla deje de ser obligatoria en el espacio público incitó a una gran mayoría de gente a llevarla bajada o a no llevarla directamente.

El teléfono de emergencias 112 ha recibido hasta las 8.00 de este jueves 5.217 llamadas por 2.566 incidentes relacionados con la verbena de Sant Joan. Barcelona es el municipio desde el que se han efectuado más llamadas, 1.939, seguido de Badalona, 234, y l’Hospitalet de Llobregat 226 aunque la mayoría fueron por incidentes de poca importancia.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50