Generalitat de Cataluña

Aragonès y el Rey sí coincidirán en un acto privado con empresarios coreanos en Barcelona

Esquerra y Junts chocan por la representación oficial del Govern en la cena de las jornadas del Círculo de Economía

El rey Felipe VI, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el entonces presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante la presentación del Mobile World Congress en 2019.
El rey Felipe VI, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el entonces presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante la presentación del Mobile World Congress en 2019.Massimiliano Minocri

Veinte días ha tardado el nuevo Govern de la Generalitat, conformado por Esquerra y Junts, en tener que afrontar su primera crisis. La razón del disenso es la representación del Ejecutivo en la cena inaugural de las jornadas del Círculo de Economía en Barcelona, donde también estará Felipe VI. El president Pere Aragonès ha descartado ir al evento de este miércoles y delegó en su número dos, Jordi Puigneró, que inicialmente aceptó el encargo pero después canceló. Pese a todo, Aragonès y el monarca sí coincidirán en una reunión “privada” con una delegación de empresarios coreanos y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

El rifirrafe sobre quién asistía a la cena contrasta con que horas antes la portavoz del Ejecutivo, Patrícia Plaja, había explicado que la Generalitat ya no dejaría sillas vacías en eventos importantes pese a la presencia del Rey, como lo pidió el expresident Quim Torra. Al banquete asistirá la consejera de Presidencia, la republicana Laura Vilagrà pero finalmente Aragonès y el jefe del Estado sí estarán juntos en un acto privado —no está en el programa oficial del Círculo ni en la agenda de la Casa Real— con empresarios catalanes y una delegación comercial coreana, liderada por el presidente de la república asiática Moon Jae In.

Más información

La portavoz ha informado este martes de la ausencia de Aragonès pero ha dicho que Puigneró, máximo responsable de Junts en el Ejecutivo, representaría al Govern. Inicialmente, desde el entorno del vicepresidente, se había confirmado la asistencia. Horas después, en un comunicado, se informó de que Puigneró no iría a la cena.

Las jornadas del lobby empresarial son fechas señaladas en el curso político catalán y el propio Aragonès se estrena con la sesión inaugural. Precisamente por esa participación y el acto posterior con los empresarios coreanos desde la oficina del president aseguran que era “redundante” asistir a la cena.

Los dos socios chocan así ante la primera visita del Rey después de la conformación del nuevo Ejecutivo. También justo cuando la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha puesto al monarca en el punto de mira por su obligación constitucional de firmar los indultos a los líderes independentistas si el Ejecutivo de Pedro Sánchez los concede.

El pasado mandato, Torra optó por un “veto” a la Corona, que implicó inicialmente no participar en ninguno de los actos organizados por La Zarzuela. Posteriormente, se intentó imponer una política de no coincidir con Felipe VI, argumentando que así se “blanqueaban” las actividades ilegales de su padre. En ocasiones muy importantes como el Mobile World Congress el expresident y el monarca compartieron actos.

Aragonès, en marzo pasado, también plantó al Rey en un acto de Seat. El entonces mandatario en funciones declinó asistir al evento sobre coches eléctricos al que también asistió el presidente del Grupo Volkswagen, Herbert Diess. Plaja planteó ayer, en la rueda de prensa posterior al Govern, lo que sobre el papel es un cambio en la política de Torra. “La prioridad del Govern es ocupar espacios relevantes para el país y su gente, independientemente de lo que haga un monarca”, dijo. Eso sí, insistió en el supuesto rechazo a la Corona que esbozan el CIS catalán. “[Felipe VI] ya se ha dicho que no está identificado como el Rey del pueblo de Cataluña”, dijo.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50