Indultos

Jordi Sànchez dice que no habrá “arrepentimiento” a cambio de los indultos

El secretario general de Junts intenta cerrar la crisis interna defendiendo que nadie le ha pedido la dimisión por sus opiniones sobre el 1-O

El secretario general de Junts, Jordi Sànchez y la 'exconsellera' de Cultura, Angels Ponsa, en una imagen de archivo. En vídeo, las declaraciones de Sànchez este lunes.ALBERTO ESTÉVEZ / EFE / VÍDEO: EUROPA PRESS

Coincidendo con la resaca de la manifestación en la madrileña plaza de Colón en contra de los indultos a los líderes del procés, el secretario general de Junts per Catalunya y uno de los posibles beneficiados, Jordi Sánchez, ha cargado contra los términos de la medida de gracia. “Si llegan [los indultos] no serán ni pueden ser a cambio de cualquier arrepentimiento, ni por mi parte ni de cualquier otro preso político”, ha asegurado en una rueda de prensa este lunes. El exlíder de la ANC también ha intentado cerrar la crisis interna desatada por sus declaraciones sobre el 1-O (dijo que el referéndum ilegal era para forzar al Gobierno central a negociar no para lograr la independencia) y ha explicado que nadie le ha pedido su dimisión del cargo.

Sànchez ha aceptado que si se conceden los indultos habrá una mejora en las condiciones de los presos y sus familias, pero que eso no implicará ningún cambio político. “Los indultos aligerarán el dolor propio y de nuestro entorno familiar, pero no implicarán ni renunciar a los ideales ni a la búsqueda de que este país busque una salida al conflicto político”, ha explicado.

El secretario general de Junts ha aprovechado para hacer un llamamiento al Gobierno de Pedro Sánchez para buscar una “solución política” que dé cobijo a los “cientos” de represaliados. “Solo una acción política valiente como la amnistía daría respuesta a las necesidades que tenemos para encarar el conflicto político”, ha asegurado Sànchez. “Mis intereses distan mucho de las 25.000 personas que se manifestaron en la plaza de Colón el domingo, pero defiendo que tengan el derecho a expresarse”, ha asegurado.

“Los indultos están sobre la mesa del Gobierno por la presión internacional”, ha asegurado Sánchez. Según el líder de Junts, ahí estarían las peticiones de Amnistía Internacional o de las demandas presentadas ante la justicia europea. “Dos miembros del Tribunal Constitucional han argumentado que aceptar mi condena era aceptar la intromisión de un Estado autoritario. Lo único que planteo es que la Fiscalía deje de añadir más tensión”, ha explicado.

Por otra parte, el líder independentista (en prisión por un delito de sedición) ha intentado cerrar la polémica por sus declaraciones sobre el 1-O y ha dicho que no se siente cuestionado dentro del partido. Sànchez ha recordado que si bien casi un 20% de los militantes de Junts rechazaron el acuerdo de Govern con ERC, a raíz de sus declaraciones solo han llegado una decena de cartas de afiliados criticándole. El secretario general del partido ha remarcado que la recogida de firmas en su contra ha sido promovida de manera “anónima”. “La militancia de Junts no quiere ruido”, ha asegurado.

Sànchez había escrito en un artículo que el referéndum ilegal de 2017 fue concebido más para forzar una negociación con el Estado y lograr pactar una consulta que para proclamar la independencia. Varios nombres de peso en el partido, como la presidenta de la formación, Laura Borràs, o la portavoz, Elsa Artadi, se desmarcaron de esa idea. El exlíder de la ANC ha dicho que se le está malinterpretando.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50