ESTAFAS

La estafa del amor virtual

Los Mossos buscan a un hombre que convenció a una mujer a través de Facebook para que le ingresara 180.000 euros

Un policía investigando delitos en Internet en una imagen de archivo.

POLICÍA NACIONAL
07/04/2020
Un policía investigando delitos en Internet en una imagen de archivo. POLICÍA NACIONAL 07/04/2020Europa Press

Los Mossos d’Esquadra de la región de Ponent, en Lleida, tienen una investigación abierta para localizar a un hombre que logró estafar 118.000 euros a una mujer que había conocido a través de las redes sociales y con la que inició una relación a distancia. Sin haberse visto nunca en persona, el supuesto estafador logró que la víctima le entregara repetidas cantidades de dinero, bajo la promesa de que si se lo prestaba podrían encontrarse. Los Mossos hacen una llamada a extremar la prevención en las redes sociales y alertan de que estos timos, pese a que no son nuevos, siguen siendo eficaces. En el caso de Lleida, se da la circunstancia de que el botín obtenido por el estafador es inusualmente elevado.

Más información

La denuncia de lo que policialmente se conoce como “estafa del falso enamorado virtual” llegó a comisaría el pasado fin de semana. Una mujer relató que meses atrás recibió una solicitud de amistad en Facebook. El pretendiente se identificaba como un hombre de nacionalidad española que estaba enrolado en el ejército de los Estados Unidos, afirmaba tener galones de general, y que se encontraba desempeñando una misión humanitaria en Afganistán. Tras unos primeros intercambios de impresiones en la red social, se pusieron de acuerdo para seguir conversando a través de aplicaciones de mensajería instantánea. No se vieron nunca en persona, ni tan siquiera llegaron a hablar por teléfono, según los Mossos, pero el vínculo virtual se fue estrechando hasta el punto de que él le anunció su voluntad de dejar el ejército para iniciar una relación junto a ella.

El hombre manifestó entonces que no le estaba permitido darse de baja anticipadamente del ejército. Solo había una opción para poder hacerlo: pagar una indemnización. Afirmaba disponer de mucho dinero en metálico, con la salvedad de que lo tenía guardado en una caja fuerte en Alemania y solo podía retirarlo de manera presencial. “Con semejante argucia le pidió a ella que pagase la indemnización para poder encontrarse presencialmente”, indican los Mossos. Le dio instrucciones que aportaban verosimilitud a la transacción, afirmando que el dinero quedaba depositado en una cuenta de la ONU. Una vez que él quedase liberado de sus obligaciones militares, la iba a compensar, afirmaba.

El señuelo estaba dispuesto. A principios de marzo la mujer hizo un primer pago de 1.500 euros, al que se sucedieron más transferencias. En la mayoría de los casos se trataba de envíos de 15.000 euros pero hubo operaciones en las que transfirió más dinero, hasta 50.000 euros de golpe. La cantidad total del timo asciende a 118.000 euros. A finales del mes de abril, ante la sospecha de que estaba siendo víctima de un engaño, la mujer se descargó la foto que tenía del supuesto amante y la comparó con imágenes de otros supuestos usuarios de redes sociales. “La misma foto era usada en otros perfiles”, aseguran los Mossos.

La investigación para hallar al estafador está abierta. Mientras, los Mossos recomiendan no hacer nunca transferencias de dinero a personas desconocidas y, ante la mínima sospecha, aconsejan recopilar la máxima información del perfil del usuario y presentar una denuncia en cualquier comisaría.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50