LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Cataluña permite la movilidad interior sin ningún tipo de restricciones a partir del lunes 26 de abril

El Govern habilita la restauración en los centros comerciales y amplía el aforo de los gimnasios ante la contención de la pandemia

Circulación en la C-31, en L'Hospitalet de Llobregat.
Circulación en la C-31, en L'Hospitalet de Llobregat.Toni Albir / EFE

Cataluña levantará el confinamiento comarcal a partir del próximo lunes 26 de abril y permitirá la libre movilidad por la comunidad sin ningún tipo de restricciones. La contención de los datos epidemiológicos en los últimos días avala al Govern a reducir algunas restricciones más: el Procicat habilita la restauración en los centros comerciales, los gimnasios y los centros de culto religioso podrán realizar su actividad al 50% de su aforo en lugar del 30% que tenía establecido hasta ahora, y los comercios podrán abrir sin limitaciones de espacio. Las nuevas medidas tendrán vigencia durante una semana, hasta el 3 de mayo.

Más información

Los bares y restaurantes podrán mantener el servicio en un solo turno de 7.30 a 17 horas, y el servicio de comida a domicilio podrá operar hasta las 23 horas, como hasta ahora, y en las mesas sigue vigente el límite de un máximo de cuatro personas, tanto en interior como en terraza. El comercio minorista y de servicios podrá abrir hasta las 21 horas. También se levanta la limitación de la restricción de dos burbujas como máximo en las reuniones sociales, que deberán seguir siendo de un máximo de seis personas. Además, se recupera la presencialidad en el bachillerato y en los ciclos formativos, y se abren los espacies infantiles lúdicos, como los chiquiparcs, con una capacidad máxima del 30% y sin restauración.

“El ver la luz nos hace estar mucho más ansiosos. El objetivo debe ser extremar las precauiones y reducir al máximo las interacciones sociales”, ha advertido la consejera de Salud, Alba Vergés, en el anuncio de las nuevas medidas. El consejero del Interior Miquel Sàmper, ha insistido en mantener la prudencia ante la apertura. “Debe haber corresponsabilidad bidireccional”, ha dicho, y ha expresado el deseo de “huir del binomio ahora abro ahora cierro” y gestionar “los efectos de la pandemia con otro paradigma, que debería ser basado en la resiliencia y en poder vivir con el virus”.

Una de las novedades es que se elimina la obligación de desplazarse exclusivamente con la burbuja de convivencia, como se impuso durante la Semana Santa. Los desplazamientos, también en coche, se pueden hacer con cualquier persona, pero Vergés ha pedido que se hagan con mascarilla en caso de no ser del entorno habitual. “Todo lo que sale de la burbuja de convivencia, hay que disminuir los riesgos: mascarilla, distancia, ventilación”, ha insistido.

La desaceleración de los índices epidemiológicos han confirmado la lenta regresión de la pandemia, uno de los objetivos del Govern cuando prorrogó la semana pasada el perímetro comarcal decretado el 9 de abril. El consejero de Interior, Miquel Sàmper, justificó que el Ejecutivo esperaba asegurar el descenso de los datos, después de que la movilidad derivada de la Semana Santa tuviera un impacto epidemiológico menor del esperado: la velocidad de propagación del virus (Rt) ha descendido este jueves por sexto día consecutivo y se ha situado en 0,97, una centésima menos que la víspera. La cifra indica que el virus decrece ligeramente.

La comunidad, sin embargo, mantiene una alta presión hospitalaria, con 494 pacientes críticos y 1.611 hospitalizados por coronavirus, 39 menos que la víspera. La gran actividad en las UCI es una de las principales preocupaciones del Departamento de Salud y uno de los motivos que llevó al Govern a prorrogar otra semana las actuales medidas. Las UCI catalanas suman casi dos semanas con alrededor de 500 críticos después de un ascenso fulgurante tras la Semana Santa, en las que asumió 100 pacientes muy graves más en una semana y media.

El Departamento de Salud ha notificado 2.257 positivos nuevos, y en los últimos siete días se han confirmado con pruebas PCR o test de antígenos un total de 10.537 contagios, una cifra que se mantiene estable, lo que supone una media de 1.505 infectados diarios, aún muy por encima del millar que se considera el umbral para poder hacer una buena trazabilidad de los contagios. La positividad sube ligeramente, hasta el 6,22%; por encima del umbral del 5% establecido por los organismos sanitarios, y la incidencia acumulada es de 276 puntos.

Cataluña vacunó el miércoles a cerca de 75.000 personas. En total, el departamento de Salud ha administrado en la comunidad un total de 2.215.286 dosis de vacunas contra la covid. Un 24,7% de los catalanes mayores de 16 años ya ha recibido una dosis de la vacuna, de los que un 8,7% ya han completado la pauta de dos dosis. En total, la vacunación ronda el 13%, según ha indicado el secretario general de Salud, Marc Ramentol.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50