Tráfico

Conduce 40 kilómetros en sentido contrario con su pareja muerta en el asiento del copiloto

El conductor, de 66 años, ha sido detenido como presunto autor de un delito contra la seguridad vial

Control de Mossos en el acceso de la AP-7 de Vilademuls dirección Girona y Barcelona.
Control de Mossos en el acceso de la AP-7 de Vilademuls dirección Girona y Barcelona.©Toni Ferragut / EL PAÍS

La persecución de varias patrullas de Mossos d’Esquadra a un conductor que circuló este jueves más de 40 kilómetros en dirección contraria por Francia, la autopista AP-7 y la GI-634 acabó en un accidente en Jafre (Girona) y con el hallazgo del cadáver de un hombre, en avanzado estado de descomposición, en el asiento del copiloto. El conductor, de 66 años, ha sido detenido como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por conducción temeraria. El cadáver, un hombre de 88 años de nacionalidad suiza —todo apunta que pareja del conductor—, ha sido trasladado al Instituto de Medicina Legal de Girona para hacerle la autopsia. A la espera del informe forense, inicialmente los investigadores no creen que se trate de una muerte criminal.

Este extraño siniestro había empezado este jueves al mediodía cuando un Citroën C-3 Aircross de color blanco llegó a un control que la policía francesa de fronteras estaba haciendo en Le Boulou. De repente giró y empezó a circular por la misma vía pero en sentido contrario. La policía francesa alertó a los Mossos, y varias patrullas de tráfico empezaron a buscar al vehículo, que tuvo un accidente en Jafre. Como parecía que el conductor no quería bajar, le quitaron las llaves y le preguntaron sobre los hechos. Según fuentes del caso, el hombre dio varias versiones contradictorias, entre ellas que había girado porque no se había hecho la PCR. Instantes después, uno de los agentes tiró de la manta que había en el asiento del copiloto y se encontró debajo un cadáver en avanzado estado de descomposición, que llevaba el cinturón puesto.

A la espera de interrogar al conductor, un hombre originario de Lugo que emigró a Suiza hace años y dispone de la doble nacionalidad, una de las hipótesis que barajan los investigadores es que el copiloto, quien han sabido era pareja del conductor, había fallecido y lo había querido llevar de nuevo a Suiza. Según fuentes de la investigación, el copiloto, a la espera de la confirmación de la autopsia, podría hacer más de tres semanas que estaba muerto. Los Mossos sospechan, por indicios hallados en el vehículo, que habían estado varios días circulando por diversas localidades de España, como Madrid o Vilafranca del Penedès. Está previsto que mañana pase a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de la Bisbal d’Empordà.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50