LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

El Govern cede a las presiones y suaviza el plan inicial de la desescalada

Los bares y restaurantes abrirán el lunes hasta las 21.30 sin limitaciones de aforo en las terrazas

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, durante la rueda de prensa de este jueves.Europa Press

Después de airear las disputas internas sobre cómo debía ser la desescalada de la pandemia en Cataluña, el Govern anunció este jueves un plan que suaviza las previsiones iniciales que había redactado el Departamento de Salud. Las presiones de Junts per Catalunya y de sectores como la restauración o la cultura parecen haber dado sus frutos, de manera que a partir del próximo día 23 volverán a abrirse bares, restaurantes, cines y teatros, con más aforo del que se había filtrado a los medios. Las restricciones de movilidad también irán rebajándose progresivamente, hasta que desaparezcan el 21 de diciembre

El borrador del plan de desescalada preveía la reapertura de bares y restaurantes en Cataluña después de más de un mes cerrados hasta las cinco de la tarde. Finalmente, será hasta las 21.30. El aforo también iba a limitarse al 30% en terrazas e interiores, pero solo será en los espacios cerrados. Se exigirá una distancia mínima de dos metros entre mesas y limitaciones de cuatro personas por mesa.

El aforo aumentará al 50% a partir del 7 de diciembre, cuando entre en vigor la segunda fase del plan de desescalada que han presentado Pere Aragonès, vicepresidente de la Generalitat en funciones de presidente, y Meritxell Budó, portavoz del Govern, en un intento de cerrar la enésima crisis a cuenta de la gestión la pandemia. Veinticuatro horas antes de comparecer juntos, Aragonès y los consejeros de Esquerra abandonaron la reunión del comité de crisis tras las filtraciones de un plan que no había sido aprobado y de las que culparon a Junts per Catalunya.

A menos de tres meses de las elecciones catalanas los consejeros de ambos partidos han incrementado su marcaje y no esconden sus discrepancias. Aragonès lamentó ayer la última crisis del Govern y admitió sin reparos: “No hemos sabido construir esta estrategia de forma pública con el respeto que se merece la ciudadanía”.

El plan de desescalada que circuló el lunes tenía que ser validado por el Procicat, el órgano técnico que coordina la respuesta a la pandemia. Sergio Delgado, subdirector de Protección Civil, calificó la filtración de “falta de respeto total” a los técnicos. Y lo extendió también a “los ciudadanos, que merecen tener certezas y no rumores, a las actividades económicas afectadas por esta enorme crisis”.

Aunque los desencuentros no benefician a nadie, Esquerra es el partido que más podría acusar el desgaste, porque lleva las carteras de Salud y de Trabajo y Asuntos Sociales, con el consejero Chakir El Homrani convertido en la diana de las críticas por las polémicas acumuladas en los últimos días: el fiasco de las ayudas a los autónomos, la destitución de los altos cargos de ese departamento o la suspensión de las anunciadas ayudas al sector de la cultura.

El próximo lunes también se reanudarán los espectáculos en cines, teatros y auditorios, con un aforo máximo del 50% que aumentará hasta el 70% al cabo de 15 días. El número de asistentes será de un máximo de 500 personas. Esa reapertura había sido reclamada con insistencia por el sector y ha sido una de las restricciones que ha generado más polémica, hasta el punto de que la consejera de Cultura, Àngels Ponsa, insinuó la reapertura el pasado día 14.

El toque de queda no se modifica y seguirá vigente entre las diez de la noche y las seis de la mañana, al menos hasta el 18 de enero, cuando finalizarán la desescalada, por lo que están descartadas las fiestas de fin de año en espacios públicos. En estos dos meses se irá suavizando el llamado confinamiento perimetral. Hasta el 7 de diciembre sigue estando prohibición viajar de un municipio a otro durante los fines de semana. Ese día se flexibilizará la prohibición y la limitación será por comarcas.

El 21 de diciembre, al inicio de la Navidad, se levantarán todas las limitaciones y dejará de estar prohibida la entrada y salida de personas en Cataluña sin causa justificada. Los gimnasios e instalaciones deportivas en recintos cerrados también podrán abrir a partir del lunes al 30% de su capacidad, que en el caso de las instalaciones al aire libre alcanzarán el 50%. Los centros comerciales, ahora cerrados, abrirán el 7 de diciembre, en pleno puente de la Constitución, con un 30% de aforo.

De manera sintética, estas son algunas de las principales medidas que se empezarán a aplicar de manera progresiva a partir del día 23 y hasta el 18 de enero.

Toque de queda. Se mantiene durante los dos próximos meses la prohibición de estar en la calle entre las 22.00 y las 6.00 horas.

Confinamiento perimetral. La prohibición actual que prohíbe salir de un término municipal entre las 6.00 horas del viernes y las 6.00 horas del lunes no se modifica. A partir del 7 de diciembre esa limitación será de ámbito comarcal. Sucede lo mismo con las entradas y salidas de Cataluña sin causa justificada, que siguen estando prohibidas hasta el 21 de diciembre, cuando desaparecerán todas esas restricciones y la circulación de personas y vehículos no tendrá ningún límite.

Bares y restaurantes. Abrirán desde las 6.00 hasta las 21.30 horas. No habrá limitación de aforo en las terrazas y en el interior será de un máximo del 30%, que se ampliará al 50% el 7 de diciembre. En ambos casos habrá una distancia mínima de dos metros entre mesas y un máximo de cuatro personas por mesa.

Cines, teatros, auditorios y salas de conciertos. Reabrirán con un aforo máximo del 50%, que alcanzará el 70% a partir del 7 de diciembre. En ningún caso se podrán superar las 500 personas. En museos, bibliotecas y salas de exposiciones se amplía el público del 30% actual al 50% y hasta el 70% el 21 de diciembre.

Gimnasios e instalaciones deportivas. Reabren con un aforo máximo del 30%, en el caso de los gimnasios y equipamientos cerrados, que aumentará a la mitad el 7 de diciembre. En el caso de los que estén al aire libre llegarán al 50% desde este lunes y al 70% en un mes.

Centros comerciales. Reabrirán el 7 de diciembre con un aforo máximo del 30%, que alcanzará el 50% el 4 de enero.

Actos religiosos. Se mantiene la limitación actual del 30% del aforo en los centros de culto, hasta el 21 de diciembre, que se aumentará a la mitad.

Educación. Se mantienen las clases presenciales de infantil, primaria y ESO, a las que se sumarán el bachillerato y los ciclos formativos a partir del 4 de enero. Se autorizan actividades extraescolares con un máximo de seis personas.

Lo más visto en...

Top 50