LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

La Generalitat interviene una residencia de Tarragona tras detectar más de un centenar de ancianos con covid-19

El Govern abre un expediente sancionador al centro Les Vinyes de Falset por incumplir las medidas de protección contra la pandemia. El 92% de los residentes y el 38% de los trabajadores han dado positivo

Una residencia de Barcelona el pasado abril.
Una residencia de Barcelona el pasado abril.Albert Garcia

La Generalitat de Cataluña ha intervenido la residencia de ancianos Les Vinyes de Falset (Tarragona) tras detectar un brote de covid-19 que ha afectado a 109 residentes y 22 trabajadores. El Govern ha cedido la gestión del centro a STS, Gestió de Serveis Sociosanitaris, y ha abierto un expediente sancionador a la empresa Corfalin, actual responsable de la residencia, al detectar “incumplimientos en la aplicación de las medidas específicas en materia de gestión de la crisis sanitaria en los centros residenciales”, ha indicado el Departamento de Salud en un comunicado. En el centro hay 118 residentes y 57 profesionales.

Según ha revelado el Govern, la empresa que gestionaba Les Vinyes no estaba cumpliendo la orden del Ministerio de Sanidad que regula las medidas de protección requeridas en las residencias de ancianos. Aunque el Ejecutivo catalán no ha concretado qué medidas concretas se han incumplido, la orden contempla la protección adecuada de los trabajadores y, si fuera necesario, la sectorización de las residencias según el estado serológico de los ancianos, entre otras medidas. “Después de visitar el centro en las últimas semanas, el servicio de Inspección del Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias y Salud Pública han constatado la necesidad de aplicar la intervención de la residencia”, ha explicado el Departamento de Salud.

Con la gestión retirada a Corfalin y delegada a STS, Salud ha indicado que la plantilla actual del centro quedará bajo la dirección de la nueva gestora, quien podrá incorporar más profesionales para atender el centro. Salud ha matizado, no obstante, que la aportación de más trabajadores “estará condicionada a la realización de una auditoría integral que permita determinar el estado de la situación de la residencia”.

El auge de contagios que azota Cataluña ya ha empezado a hacer mella también en las residencias, blindadas a cal y canto durante los últimos meses para evitar el desastre ocurrido durante la primera ola. Durante la segunda semana de octubre —últimas fechas de las que se tienen datos—, la Generalitat registró 260 nuevos infectados por covid-19 en el entorno residencial. La incidencia acumulada de casos esa semana fue de 397 casos por 100.000 habitantes, el doble que la media de Cataluña esos días (183 casos por 100.000). Además, se notificaron 40 defunciones de residentes con covid-19 o sospecha clínica de la enfermedad.

El Departamento de Salud ha reforzado las medidas de control sobre las residencias y, desde la semana pasada, se han prohibido las salidas de los ancianos, aunque se mantienen las visitas de familiares en los centros verdes (sin casos) o naranjas (con algún positivo, pero con la situación epidemiológica bajo control).

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La desescalada por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia


Más información

Lo más visto en...

Top 50