LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

El Gobierno catalán estudia el cierre de bares y restaurantes para frenar el virus

La propuesta será debatida este miércoles en el comité que gestiona la respuesta a la pandemia, el Procicat

El presidente en funciones, Pere Aragonès, durante la reunión semanal del Ejecutivo catalán
El presidente en funciones, Pere Aragonès, durante la reunión semanal del Ejecutivo catalánAlbert Garcia

La pandemia en Cataluña va de mal en peor: hay un millar de enfermos de coronavirus ingresados, el ritmo de nuevos casos acelera, y los contagiados por semana han pasado de 7.000 a 11.000. No son datos tan malos como los de Madrid, pero la Generalitat propondrá este miércoles en el Procicat (el comité que gestiona la respuesta a la covid-19) el cierre de bares y restaurantes por al menos 15 días. La medida, que no se ha tomado en ninguna otra autonomía es drástica para un sector que, pese a cumplir con las medidas de prevención, admite el Govern, sigue siendo el principal espacio de socialización. Las restricciones también podrían afectar a la movilidad.

La 'consellera' de la Presidencia y portavoz del Govern de la Generalitat, Meritxell Budó, interviene durante una rueda de prensa posterior al Consejo Ejecutivo, el 13 de octubre. En vídeo, Budó anuncia medidas para reducir la movilidad y la interacción social.DAVID ZORRAKINO | EUROPA PRESS (VÍDEO: EP)

El Gobierno catalán ha decidido aprobar las nuevas restricciones en un contexto de fuerte aumento de casos positivos pero lejos de las cifras de otras autonomías como la Comunidad de Madrid. Cataluña tenía este martes una tasa de positivos de 263 personas por cada 100.000 habitantes frente a los 489 que acumulaba Madrid.

La clausura de bares y restaurantes, adelantada por El Periódico y confirmada por este diario, mantenía en vilo al sector, que no se esperaba una medida tan drástica, que no se ha tomado en ninguna otra región. La medida no será definitiva hasta que la apruebe el Procicat. El martes, algunas voces del Gobierno insistían en que el cierre de bares y restaurantes es una medida muy drástica que requerirá de un debate en la reunión de este miércoles, por lo que no la daban por definitiva.

Los restauradores fueron convocados a una reunión ayer martes por la tarde, pero el encuentro fue suspendido por el Govern y aplazado a hoy. El Gremio de Restauración ya no esconde su malestar por la cantidad de normativas y restricciones que acumula el sector. Y también critica un discurso oficial que entienden que asusta a la clientela. Fuentes de la principal patronal catalana, Fomento del Trabajo, sostenían también a última hora de este martes que son contrarios a los “cierres totales” y lamentaron que el Govern no haya consultado nada de lo que se dispone a aprobar con los sectores afectados.

El director general del Gremio de Restauración de Barcelona, Roger Pallarols, se mostró el martes por la noche esperanzado de que la propuesta no esté cerrada. “Si es así, ¿qué sentido tiene que nos convoquen? Se trataría de una tomadura de pelo y falta de respeto a un sector entero por parte de la autoridad, cuando se trata de una decisión tan lesiva”. Pallarols insistió en que los bares y restaurantes no son los responsables de los rebrotes “cuando llevan tres meses con restricciones”. “Están emperrados en señalar a los bares, cuando el problema lo tienen en el ámbito privado”, aseguró y consideró que si se confirmara el cierre la Generalitat “se encontrará con un sector encendido, porque la gente tiene que sobrevivir”. El gremio, aseguró, impugnaría la medida y exigirá que la administración ayude al sector en cuestiones como el pago de los alquileres.

La portavoz del Govern, Meritxell Budó, no concretó el martes las nuevas medidas pero sí confirmó que tocarían aspectos de movilidad e interacción social. También dijo que Cataluña “no tendrá ningún problema en solicitar” la declaración del estado de alarma.

El secretario general del Departamento de Salud, Marc Ramentol, ya había señalado a la restauración como el objetivo de las medidas más duras por ser “uno de los lugares por antonomasia de la interacción social”, afirmó sin concretar y admitiendo que el sector “ha cumplido”.

“Hay que actuar de manera precoz porque no queremos terminar como otros territorios. Queremos hacerlo de manera contundente porque sabemos que es eficaz”, defendió Ramentol. Actualmente, tienen restricciones los establecimientos de hostelería de Barcelona y otra treintena de grandes municipios. En todos ellos, los bares y restaurantes no pueden servir en la barra, solo pueden utilizar la mitad del aforo en los locales interiores y las terrazas, y deben cerrar a la una de la madrugada.

Los datos facilitados el martes por Salud indican que el índice de crecimiento potencial o riesgo de rebrote (EPG) sigue aumentando en Cataluña y se situó en 338,4 (27 puntos más que el lunes), con una velocidad de reproducción de la enfermedad de 1,33 (cada infectado contagia de media a más de una persona). El total de pacientes fallecidos por la covid-19 es de 13.513, de los que 84 han muerto en la última semana.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50