Crisis del coronavirus

Extraescolares con mascarilla, grupos estables y registro de asistencia

El Procicat aprueba el protocolo que regula las actividades fuera del horario lectivo, las salidas de días y campamentos

Un 'casal' de verano de la entidad Fundesplai, el pasado mes de junio.
Un 'casal' de verano de la entidad Fundesplai, el pasado mes de junio.Fundesplai

Las actividades extraescolares, las salidas de días y los campamentos se podrán realizar, pero se deberán formar grupos estables y el uso de la mascarilla será obligatorio, aunque con excepciones, a partir de los seis años. Así lo recoge el protocolo que regula estas actividades, aprobado este lunes por el Procicat, el comité de técnicos que gestiona la pandemia en Cataluña. En el documento quedan fuera las actividades deportivas organizadas por federaciones o consejos deportivos, que ya cuentan con una normativa propia.

La idea es replicar el sistema de grupo estable o burbuja de las escuelas en las extraescolares, aunque sus miembros no coincidirán. “Los grupos constantes de las actividades deportivas no tienen por qué coincidir con los grupos estables del horario lectivo, pero es recomendable” que así sea, indica el documento. También se recomienda que el monitor sea siempre el mismo. Con ello, se busca facilitar el seguimiento de los contactos cuando se detecte un caso positivo.

Una de las novedades es que los organizadores de las actividades deberán llevar un registro de la asistencia de todos los grupos y conservarlo durante un mes. De esta forma, la localización de los contactos directos será más ágil cuando se produzca un contagio.

El uso de la mascarilla será obligatorio a partir de los seis años excepto en ciertos casos: en las actividades deportivas que lo dificulten, en las clases de instrumentos de viento o de canto, o cuando sea contraproducente por motivos de salud. Preferiblemente, las extraescolares se harán al aire libre, en caso contrario, el espacio deberá tener alguna ventana o puerta que dé al exterior y se ventilará asiduamente. Se podrán usar duchas y vestuarios, pero solo por los miembros del mismo grupo simultáneamente y manteniendo la distancia de seguridad.

En cuanto a las salidas de día y campamentos que organizan los centros, se deberán respetar los grupos estables de las clases. Las recomendaciones de las autoridades apuntan a que se evite la coincidencia de grupos en un mismo espacio, pero cuando esto suceda se deberá mantener la distancia. La mascarilla será obligatoria para los mayores de seis años, aunque se permitirá prescindir de ella en los mismos casos en que se haga en las escuelas.

El Departamento de Educación considera necesario el protocolo para garantizar la organización de las actividades de ocio educativo, que tienen un “impacto positivo en el desarrollo cognitivo y social” de los menores, y especialmente favorece a los más vulnerables. De hecho, el consejero de Educación, Josep Bargalló, lamentó que muchas escuelas estén anulando este curso las extraescolares debido a la pandemia. “Hay alumnos que necesitan un acompañamiento más allá de la escuela”, subrayó en una entrevista en TVE.

El sector del ocio educativo, que ya padeció un fuerte descenso este verano, no levanta cabeza con el inicio del curso. La patronal Acellec admite que se están anulando prácticamente todos los campamentos y que en volumen de extraescolares es del 50% respecto al año anterior. “Se anulan por miedo o pereza. Las salidas comportan muchas complicaciones organizativas a los centros, pero eso es muy irresponsable por parte de las direcciones porque tienen que ser conscientes que su decisión afecta a puestos de trabajo y está llevando a la ruina muchas empresas pequeñas”, incide Pep Montes, gerente de Acellec.

Las entidades del sector valoran positivamente el protocolo y defienden que, si se aplican las medidas de seguridad, las actividades son seguras, y recuerdan el bajo número de positivos detectados durante los casals y campamentos de verano. Las grandes organizaciones como Fundesplai o la Fundación Pere Tarrés coinciden en que el protocolo ayudará a dar confianza a las familias y escuelas y esperan recuperar las inscripciones.

Restricciones en Tortosa, Amposta y Roquetes

El Procicat también ha aprobado este lunes medidas de restricción durante 15 días en las localidades tarraconenses de Tortosa, Amposta y Roquetes para contener el avance del virus. Concretamente, se reduce al 50% el aforo de bares y restaurantes, incluidas las terrazas. El mismo porcentaje se aplicará en los actos religiosos y a las actividades deportivas, mientras que en las culturales se limita la capacidad al 70%. Igualmente, se recomienda reducir la actividad social y no salir de casa, excepto en casos de necesidad. Las medidas entrarán en vigor cuando se publiquen en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña.

Lo más visto en...

Top 50