Crisis del coronavirus

El virus se ceba con los barrios limítrofes de Girona y Salt

Casi un 60% de los positivos detectados en la ciudad tras el cribaje se sitúa en los dos barrios Can Gibert del Pla y Santa Eugènia, donde se concentran situaciones de pobreza y precariedad

Vecinos de Salt (Girona) haciendo cola para las prueba PCR durante el cribado masivo.
Vecinos de Salt (Girona) haciendo cola para las prueba PCR durante el cribado masivo.Toni Ferragut

Girona es en estos momentos uno de los municipios con el riesgo de rebrote más alto de Cataluña. Durante la semana del 11 y el 17 de septiembre alcanzó los 663,38 puntos en el índice de riesgo. El dato es significativo si se compara con el índice en Barcelona (190,08) o en la comarca del Segrià (96,38). En este periodo se confirmaron 217 nuevos casos de coronavirus. Ante el aumento del riesgo de rebrote, que llegó a 700 puntos, se hizo un cribado masivo para intentar detectar los casos asintomáticos y cortar la cadena de contagios. Las cifras resultantes evidenciaron un porcentaje alto de infectados: un 6%, casi el triple de la media de Cataluña (2,3%).

Casi un 60% de los casos se sitúa en los dos barrios que limitan con el municipio de Salt (Gironès), que a principios de mes llegó a un 1.110 de índice de rebrote. En esta zona se concentran situaciones de pobreza y precariedad. La tendencia, sin embargo, ha variado y la curva está bajando en la capital gerundense.

El cribaje que se hizo en Girona del 10 al 12 de septiembre destapó un 6% de positivos en la zona: de las 3.093 personas analizadas, 186 estaban contagiadas. Y de estas, 120 (65%) tenían entre 16 y 49 años, la franja de edad a la que estaba destinado el cribaje por la presencia de asintomáticos. El resultado concluye que la prevalencia en esta franja de edad es del 7%.

La intervención iba especialmente dirigida a vecinos de los barrios de Can Gibert del Pla y Santa Eugenia, colindantes con Salt donde estaba el foco más preocupante. La mayoría de positivos fueron usuarios del CAP de Can Gibert del Pla, aunque también se detectaron casos en otros centros de atención primaria de la ciudad, y de municipios vecinos.

Más restricciones

Ante esta situación, el Departamento de Salud activó medidas especiales para Girona y Salt durante 15 días. Se pidió a la ciudadanía que se quedara en casa tanto como pudiera, que redujera al máximo la actividad social y que limitara los contactos al grupo de convivencia habitual. En cuanto a los actos religiosos -bodas, misas, celebraciones y entierros-, se limitó la asistencia al 33% del aforo.

Las restricciones también afectan al ámbito comercial. El protocolo establece que la densidad de los locales debe ser, como máximo, de una persona por 2,5 metros cuadrados. En la hostelería y la restauración, además, se eliminó el consumo en barra y se limitó el aforo al 50%. También se recomienda utilizar el servicio a domicilio.

Las actividades culturales y deportivas tienen un aforo del 50%, según los planes del Procicat. El Ayuntamiento de Girona, además, prohíbe utilizar los parques infantiles, las pistas polideportivas de uso libre y los parques de salud y zonas de picnic.

El gerente de Catsalut en Girona, Miquel Carreras, destacó que “gracias al cribado y a las restricciones empezamos a visualizar una tendencia a la baja [del índice de riesgo]. Estaría muy preocupado si no fuera así”. Carreras, que especifica que las cifras suben la semana del cribado y después acostumbran a bajar, pidió que la gente no se relaje para no propagar el virus. El gerente considera que se ha llegado a la situación actual “porque nos relajamos, parece que va bien y aumentamos los encuentros con personas, no nos ponemos la mascarilla o lo hacemos mal. Y con todo ello, hacemos circular el virus con más facilidad y que haya más infectados”. Carreras insistió: “No podemos olvidar nunca las medidas de prevención”.

La capital gerundense tiene 12 pacientes ingresados, uno de ellos en la UCI, un total de 2.481 casos confirmados acumulados y 145 defunciones. La media de edad de los positivos es de 39 años, por debajo de los 41 de Cataluña y un 52% son mujeres. “Al ser más jóvenes y no tener tantas patologías no necesitan hospitalización como los ancianos y la presión recae más en los CAP, que también se ocupan de los geriátricos y las escuelas. Por eso estamos haciendo programas específicos para darles apoyo con personal”, detalla Carreras. En la región sanitaria, además, los ingresados en hospitales son un centenar.

Uno de los afectados por este aumento del virus ha sido el Celler de Can Roca. Sus propietarios hicieron público en un comunicado informando de su cierre temporal. Tomaron esta decisión después que durante “los trámites de control interno de rastreo de covid hallaron varios casos positivos”.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

Lo más visto en...

Top 50