Violencia de género

El confinamiento agrava la violencia machista en Barcelona

El Ayuntamiento atendió menos casos pero más complejos en el estado de alarma

Una manifestación contra la violencia machista.
Una manifestación contra la violencia machista.Álvaro García

El confinamiento a causa de la emergencia sanitaria ha generado que muchas mujeres tengan que quedarse atrapadas en casa con su agresor. La teniente de alcalde de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Barcelona, Laura Pérez, explicó este miércoles que durante el estado de alarma atendieron 144 urgencias por violencia machista en la ciudad, casi la mitad que en el mismo periodo del año anterior. A pesar de que la cifra registrada es inferior, desde el consistorio advirtieron que incrementaron los “casos graves y la complejidad de las situaciones”.

Pérez comentó, en rueda de prensa, que durante la cuarentena se contuvieron las demandas de urgencia. “La incerteza económica y los aspectos de cuidado han hecho también que las mujeres se centrasen en las necesidades básicas durante este tiempo”, consideró. Sin embargo, remarcó que estas atenciones repuntaron en junio, tras el fin del estado de alarma: “Han regresado y han alcanzado cifras similares a las de 2019”.

En cuanto a las llamadas recibidas en el Servicio de Atención, Recuperación y Acogida (SARA), la concejala describió que hubo un “aumento considerable” en los últimos meses. Hasta finales de junio, se registraron 8.566 comunicaciones, lo que supone un incremento del 139% en comparación con el año pasado. “La complejidad de la pandemia también nos lleva a una complejidad de las situaciones de violencia machista que nos han llegado a través del servicio”, aseguró.

La teniente de alcalde detalló, además, que la percepción de las usuarias del SARA es que su situación, así como la de sus hijos, empeoró durante este periodo, según una encuesta que realizaron en junio. “Teniendo en cuenta el riesgo que podía existir de que el confinamiento dificultara el acceso, y que la convivencia obligatoria intensificara estos problemas, hemos doblado esfuerzos para llegar y hacer sentir a las mujeres acompañadas en un momento complicado”, apuntó.

El Ayuntamiento de Barcelona reforzará la atención para las personas en situación de violencia machista con una inversión de 1,2 millones de euros adicionales en 2020 para cubrir el alojamiento de las mujeres que lo necesiten. Desde el consistorio señalaron que con este dinero se garantizará la continuidad del servicio municipal y que se sumarán 30 nuevas plazas de acogida, que ascienden a 265 en la ciudad.

Pérez destacó, además, que ampliaron el seguimiento para mantener el vínculo con las mujeres que ya son atendidas y que promocionaron los servicios que ofrecen. “Se ha hecho contacto con redes vecinales y comunitarias para detectar casos y difundir información de forma productiva”. Finalmente, recordó que la violencia machista no es un fenómeno local, sino que es un aspecto que necesita la respuesta de las diferentes administraciones. “Todas tenemos que ir de la mano para conseguir tanto la independencia económica como la habitacional [de las mujeres]”, opinó Pérez, para dar una respuesta a la complejidad del tema.

Lo más visto en...

Top 50