la crisis del coronavirus

Cancelaciones en cascada de reservas hoteleras en Barcelona

El gremio se queja de "falta de comunicación" con los responsables de Salud de la Generalitat

Pocos turistas en el Park Güell de Barcelona.
Pocos turistas en el Park Güell de Barcelona.Albert Garcia

Cuando el Govern tomó la medida de limitar la actividad en los municipios del Segrià y su capital, Lleida, hace una semana por el calibre de los rebrotes de casos positivos de coronavirus, empezaron las cancelaciones de las reservas hoteleras en Barcelona. “En las condiciones actuales, la prevención es máxima y aunque el Segrià está lejos de Barcelona, la gente tiene miedo y anula”, apunta Manel Casals, director del Gremio de Hoteleros. Esas cancelaciones no han hecho más que crecer a lo largo de esta semana, a medida que era notorio que la capital catalana también tenía un incremento de positivos.

El gremio no aclara el impacto concreto, el número de reservas que se han anulado, pero afirma que afectan a establecimientos de todas las categorías. Y el temor es que se esté desandando el corto camino que se había logrado hacer desde el fin del estado de alarma. La apertura de los hoteles ha sido gradual y tímida; a la cincuentena de establecimientos que abrieron parcialmente en las fases de desescalada, se han sumado cincuenta más a partir de la primera semana de julio.

Ahora, según las estadísticas, hay un centenar que funcionaban parcialmente y con ocupaciones que de media no superan el 30%. Los hoteles que han abierto representan una cuarta parte del total, que siguen cerrados.Desde el gremio se apunta que si la situación no mejora, es posible que algunos hoteles vuelvan a cerrar temporalmente por falta de clientes, con todo que ello supone. Entre otras cosas, la vuelta al desempleo de los trabajadores que deberían gestionar el subsidio de desempleo de otra manera a la que se hizo durante el estado de alarma.

“Cuando estalló la crisis sanitaria, ya pensamos que el verano se daba por perdido y que habría que esperar al otoño para cierta recuperación. Lo que ha pasado ahora con los rebrotes en Barcelona y las medidas que se han tomado solo hacen más que confirmar nuestra tesis”, subraya Casals. Las reservas que se habían hecho hasta ahora era de turismo nacional, que había crecido respecto a otras temporadas, y Europeo.

Falta de comunicación

En una nota, el gremio “pide a las administraciones competentes que tomen las medidas proporcionadas y midan bien el coste económico de estas”. Los hoteleros están molestos por la falta de información y comunicación con la Generalitat: “sin entrar en consideraciones sobre las medidas tomadas, se quiere expresar el malestar en relación con como ha procedido el Departamento de Salud a la hora de aplicar y comunicar las medidas especiales que han entrado en vigor hoy [por ayer]”, detalla la nota.

Lo más visto en...

Top 50