desescalada

Vueling impulsa la reactivación del aeropuerto de Barcelona retomando 70 rutas

El principal motor del Josep Tarradellas restablece vuelos europeos pero fía su recuperación al tráfico nacional

Un avión de Vueling toma tierra en el aeropuerto de Barcelona-El Prat.
Un avión de Vueling toma tierra en el aeropuerto de Barcelona-El Prat.Reuters

La actividad en el aeropuerto de Barcelona empieza a tomar altura. Tras la atonía forzada por el coronavirus, que ha dejado bajo mínimos las operaciones en las pistas del Prat, durante el mes de junio y julio se va a reactivar progresivamente el tráfico aéreo. Vueling ha anunciado que recupera 72 rutas directas desde Barcelona.

La compañía es el actor principal del Josep Tarradellas y su apuesta marca un punto de inflexión en las previsiones del aeropuerto. De los 52,6 millones de viajeros que se contabilizaron el año pasado en Barcelona, 20,3 volaron con la filial low cost del grupo IAG. La empresa ha informado en un comunicado que en esta primera etapa para dejar atrás la crisis de la covid-19 se centrará “en el mercado doméstico” y retomará hasta 88 rutas en territorio español. Se podrá volar a Sevilla, Málaga, Alicante, Bilbao, Mallorca, Ibiza, Gran Canaria y Tenerife.

Las conexiones con Baleares y Canarias se mantuvieron incluso en las fases más estrictas del confinamiento para garantizar los servicios esenciales. La compañía ha detallado que, desde la declaración del estado de alarma, ha mantenido una reducida operativa de unos 20 vuelos diarios “destinados al transporte imprescindible, tanto de personas como de material y equipos sanitarios”. El pasado mes de marzo Vueling presentó un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para toda su plantilla, más de 3.800 trabajadores. Entonces, se fijó que la medida podía alargarse hasta el 30 de junio.

Con el anuncio de la progresiva recuperación de actividad, Vueling ha informado de que desde Barcelona también se podrá volver a volar a Francia, Italia, el Reino Unido, Portugal, Alemania, Holanda, Bélgica, Suiza y a destinos nórdicos. La aerolínea mantiene que se adecuará al levantamiento de las restricciones de vuelo dentro de Europa y adaptará su operación a la guía publicada por la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) para garantizar la seguridad e higiene en sus aviones.

Mientras, la organización Facua-Consumidores en Acción denunció recientemente a Vueling ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea por no reembolsar el importe de los billetes cancelados por la crisis de la covid-19 y solo ofrecer a los viajeros un vale para gastar más adelante.

La reactivación de Vueling se suma a otros movimientos anunciados por compañías que también tienen peso en El Prat. Es el caso de Ryanair –7,8 millones de usuarios en Barcelona el año pasado–, que prevé estar operando el 60% de sus vuelos en agosto. Etihad, Latam, Level, Cathay o Asiana tienen vuelos programados a partir del mes de julio. No será tan inmediato el regreso de Norwegian, cuarto por volumen de pasajeros en Barcelona, tras Easyjet y empatada con Iberia. La aerolínea noruega, inmersa en un profundo proceso de refinanciación y reestructuración, no operará vuelos fuera de Escandinavia al menos hasta abril del año próximo.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50