coronavirus

El multimillonario informático John McAfee, atrapado en Tarragona por el coronavirus

El desarrollador de uno de los sistemas antivirus más vendidos del mundo se queja de las medidas de confinamiento

Una imagen publicada en el Twitter de MacAfee.
Una imagen publicada en el Twitter de MacAfee.

John McAfee acostumbra a hacer ostentación de sus excentricidade, y el coronavirus le ha dado otra oportunidad para exhibirlas. A sus 74 años, el multimillonario, desarrollador del popular software antivirus que lleva su apellido, no tiene reparos en presumir de sus lujos o de su afición por las armas largas, ni le duelen prendas al confesar que lleva ocho años sin pagar impuestos en Estados Unidos porque los considera “un robo”. Su particular concepción de la ética ha salido a relucir ahora, cuando la crisis del coronavirus lo ha atrapado en Tarragona. McAfee ha usado las redes sociales para redactar una especie de diario digital, donde se permite criticar abiertamente la gestión de la crisi sanitaria que se hace en Cataluña porque es una incomodidad para que él pueda desplazarse a su antojo.

El lunes empezó a relatar su dietario apuntando que había escogido “el peor momento para visitar a los amigos equivocados”. Habló de “locura” y de “ley marcial” para lamentar que había quedado aislado. No daba pistas aún de dónde se hallaba, pero en plena verborrea digital de críticas por el alarmismo generado por un virus que, según él, mata menos que la gripe común, fue colgando vídeos donde descubría su ubicación. Pese a la obligación de confinamiento fijada por el Ayuntamiento, una medida que Mcafee denuncia en sus textos, las filmaciones permiten constatar que el multimillonario informático se ha paseado por varios puntos de Tarragona, desde la Rambla Nova, la principal avenida de la ciudad, hasta el paseo marítimo o el Hospital Joan XXIII.

El poco ambiente encontrado parece haberle fastidiado porque no están abiertos “ni los restaurantes, ni los bares ni los clubs”. Solo “supermercados y hospitales”, señala el disgustado turista. En otro reporte informa de su frustración al descubrir los estantes vacíos de un supermercado y describe cómo el vehículo donde viajaba junto a su chófer fue interceptado por la policía. Cuando los agentes le advirtieron de que dos personas no pueden compartir un mismo coche, McAfee argumentó que él es “una persona mayor”, que no puede conducir y que necesitaba salir a comprar alimentos. El empresario estadounidense (tiene lsa nacionalidad pese a que nació en Escocia) no oculta su satisfacción cuando dice que “afortunadamente pronto estaremos fuera de España y en un país cuerdo”.

Pese a sus anuncios, este mismo miércoles ha colgado otro comentario en Twitter donde señala que fue advertido por personal de seguridad de una tienda por no respetar la distancia mínima de prevención. “Me disculpé en mi confuso español”, alega.

Lo más visto en...

Top 50