Los 120 dibujos para comunicarse con la Policía cuando fallan las palabras

Los agentes de radiopatrulla ciudadana llevarán una guía de pictogramas para interactuar en emergencias. La idea surgió de un policía cuyo hijo tiene autismo

Un agente comunica con una ciudadana a través de los pictogramas que ha elaborado Arasaac para la Policía Nacional, con el objetivo de facilitar la conversación en casos de emergencia, el 16 de noviembre en Zaragoza.
Un agente comunica con una ciudadana a través de los pictogramas que ha elaborado Arasaac para la Policía Nacional, con el objetivo de facilitar la conversación en casos de emergencia, el 16 de noviembre en Zaragoza.Policía Aragón

El policía Luis Arruego está acostumbrado a hablar con muchas personas cada día, porque se encarga de la seguridad del edificio de la Jefatura Superior de Aragón. Pero cuando vuelve a casa, la que es una simple rutina en su trabajo se vuelve más complicado. Su hijo Adrián tiene autismo, y para comunicarse con él necesita echar mano de los pictogramas, una serie de dibujos muy sencillos que describen de forma visual objetos o conceptos abstractos. “Los padres que tenemos niños con discapacidad cognitiva tenemos la casa empapelada con estas imágenes”, comenta. Esta dura experiencia personal, sin embargo, fue el germen del que surgió la nueva iniciativa de la Policía Nacional: dotar a todos sus agentes de radiopatrulla ciudadana con una guía de pictogramas para facilitar la comunicación en casos en los que las palabras fallan.

Arruego le sugirió a una compañera de trabajo su idea de que los policías fueran equipados con una serie de dibujos en sus patrullas diarias. Aquello fue la chispa de algo que se expandió como una reacción en cadena. “Cuando pensé en que hubiese algo con pictogramas para los agentes de policía pensé en solo una hoja”, comenta entre risas. Ahora, tres años después, su idea inicial se ha convertido en un cuadernillo de 12 páginas y más de 120 dibujos, elaborados por el Centro Aragonés para la Comunicación Aumentativa y Alternativa (Arasaac). En esta guía se describen situaciones propias del ámbito policial, y gracias a ella los ciudadanos que tengan dificultades para la comunicación verbal podrán expresar si se encuentran mal, si les han robado, si los han agredido, si necesitan atención médica, o si, simplemente, se han perdido.

Aunque el uso de pictogramas es frecuente en el ámbito de la educación especial, en el de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado es una iniciativa pionera. Clara Pérez, responsable de la Unidad de Atención a la Familia y Mujer (UFAM) de Aragón, también conocía estos dibujos. No por una situación personal, sino laboral. “Los usaba para comunicar con menores con discapacidad cognitiva que habían sufrido abusos sexuales. Debo ser de las pocas que los han utilizado”, comenta por teléfono. Gracias a esto, asegura, se consiguió que una niña con discapacidad víctima de este delito no se viera obligada a declarar en el juicio. Su testimonio se grabó y se emitió en la vista. “Fue un caso de éxito”, sostiene. Pero era un caso aislado.

Cuando Pérez se enteró de que algunos compañeros de la unidad de radiopatrulla de Zaragoza habían comenzado a llevar estas imágenes en sus patrullas, pensó que se debía elaborar algo más completo. De esta manera, se diseñó una primera guía usando los pictogramas de Arasaac —los dibujos de esta organización son de uso gratuito—, que se presentó el mes de marzo en la capital aragonesa. Estos primeros ejemplares no eran del todo completos, recuerda Sara Cachón, una de las coordinadoras de Arasaac que participó en su elaboración. Tenían solo cuatro caras y eran muy básicos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

No obstante, a la vista del exitoso caso de Zaragoza, en las instancias centrales de la Policía se decidió que era una buena idea implementar algo similar en todo el territorio. En abril se conformó un grupo de trabajo compuesto tanto por agentes de la Policía como por miembros de Arasaac para elaborar una guía más amplia. Después de seis meses de trabajo se llegó al producto final.

La versión definitiva se enriqueció con más enfoques. La idea inicial era elaborarla para niños con discapacidad cognitiva. Ahora, el abanico de situaciones se ha abierto mucho. Es el caso, por ejemplo, de turistas que no conozcan el idioma; una persona que haya sufrido un ictus en la calle y no puede hablar, pero sí señalar; o alguien que está pasando por una crisis emocional y le fallan temporalmente las palabras.

Las imágenes de la página 3 del cuadernillo de pictogramas que usarán los agentes de las radiopatrullas de la Policía Nacional para comunicar en situaciones de emergencia.
Las imágenes de la página 3 del cuadernillo de pictogramas que usarán los agentes de las radiopatrullas de la Policía Nacional para comunicar en situaciones de emergencia.Policía Aragón

Más de medio millón de personas en España tienen dificultades para mantener un diálogo o intercambiar ideas a través del lenguaje hablado, escrito o de cualquier otro tipo, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Con estos datos encima de la mesa, el pasado marzo se modificó la ley que regula los derechos de las personas con discapacidad para incluir en ella el derecho a la accesibilidad cognitiva por primera vez. El propio texto reconoce las deficiencias de España en esta materia en todos los ámbitos de la vida, tanto pública como privada.

Ruth Candela, psiquiatra del Hospital Universitario de Fuenlabrada y experta en comunicación alternativa saluda la puesta en marcha de esta iniciativa de la Policía, pero advierte de que este método será plenamente eficaz solo si va acompañado de una educación adecuada que enseñe a usarla correctamente a todas las partes.

Los pictogramas han tenido una gran acogida por parte de los agentes, asegura Georgina Alonso, inspectora de la Unidad de Planificación Estratégica y Coordinación de la Dirección Adjunta Operativa (DAO). El costo total de esta nueva herramienta será de 6.600 euros, se financiará con los fondos de recuperación Next Generation, y se repartirán unos 70.000 ejemplares. “Somos el primer cuerpo de policía en España que vamos a poner esto en marcha”, reivindica Alonso.

Al echar la vista atrás, Arruego está satisfecho con el resultado, aunque admite que, como todo, es susceptible de mejorar. “Lo más importante es que se ha abierto camino y hemos agrandado la brecha”, recalca. Ya se está negociando un cuadernillo de pictogramas específico para la UFAM, según asegura la inspectora Pérez, la responsable de esta unidad en Aragón.

Si no puede visualizar el documento con los pictogramas pinche aquí


Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS