Indultos

Casado corrige a Ayuso sobre el papel del Rey en los indultos: “La responsabilidad corresponde en exclusiva a Pedro Sánchez”

La Zarzuela evita hacer comentarios al respecto y fuentes de la Casa del Rey aseguran que se trata de una falsa polémica

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado (izquierda), junto con el secretario general del PP, Teodoro García Egea, este lunes tras el acto del PP para presentar su próxima convención nacional. En vídeo, las declaraciones de Casado.Chema Moya (EFE) / VÍDEO: EPV

La resaca de Colón sigue enredando al PP. Los populares preferían pasar página cuanto antes de la manifestación del domingo contra los indultos, que no ha dejado de dar al partido dolores de cabeza, y por eso habían preparado este lunes —solo 24 horas después— el acto de presentación de la convención nacional del partido del próximo octubre. Se trataba de cambiar el paso rápido y mirar hacia delante. Pero el plan no salió como se esperaba, porque el correctivo de Pablo Casado a Isabel Díaz Ayuso por sus palabras el domingo acerca del papel del Rey en los indultos terminó por eclipsar el acto. El líder del PP corrigió a la presidenta madrileña desvinculando a Felipe VI de la medida de gracia y subrayando que en ningún caso el monarca puede ser cómplice por firmar la iniciativa, porque ese es su papel constitucional. A media tarde, Ayuso matizó sus palabras y reconoció que “por supuesto que el Rey no es cómplice de nada”.

Casado quiso dar trascendencia a la enmienda a Ayuso, porque la colocó en el arranque de su discurso para presentar la convención nacional del PP. La “responsabilidad” de los indultos, subrayó el líder popular, “corresponde en exclusiva a Pedro Sánchez y su Gobierno. Como establece nuestro sistema político, una monarquía parlamentaria ejercida de forma impecable por su majestad Felipe VI”, enfatizó. “No hay más cómplices que ellos”, remachó, en referencia a la forma en la que se pronunció Ayuso el domingo, cuando se preguntó si el Gobierno “va a hacer cómplice” al Rey de la medida de gracia.

El líder del PP estaba delante de Ayuso cuando ella lanzó la declaración polémica sobre Felipe VI a las puertas de la sede del PP, antes de participar juntos en la manifestación de Colón. Ayuso dijo que quería reivindicar el papel del Monarca, y a renglón seguido añadió: “¿Qué va a hacer el Rey de España, va a firmar esos indultos? ¿Le van a hacer cómplice de esto?”. Fuentes de su entorno explicaron después que se trataba de una pregunta “retórica”, no de un requerimiento, sino “de una queja”. Pero se leyó como una interpelación a Felipe VI.

Las palabras de Ayuso causaron malestar en el PP, aunque el partido ya había deslizado en privado y en algunas declaraciones públicas que estaba molesto por el hecho de que el Rey tenga que firmar los indultos. La diferencia fue la forma en que Ayuso lo dijo, en la que pareció que invitaba al Monarca a apartarse de su función constitucional y le instaba a no firmar los indultos, aunque ella sostiene que no es así. El domingo, Casado y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, ya se abstuvieron deliberadamente de aplaudir a la presidenta madrileña en ese punto, según fuentes conocedoras del PP, aunque sí aplaudieron al término de su intervención. Ambos desconocían lo que iba a decir la presidenta.

Ahora bien, la dirección nacional del PP prefirió hacer patente el desmarque de Ayuso y no acogerse a su explicación. Además de Casado, distintos portavoces remarcaron este lunes que “el Rey tiene tasado su papel en la Constitución española”, y lo está ejerciendo “de forma ejemplar”. En el entorno de la presidenta madrileña ven relación entre lo contundente del correctivo del líder con los vítores y alabanzas que recibió Ayuso el domingo de los manifestantes de Colón, mientras Casado y Almeida tuvieron un papel más discreto. Además, remarcan que Ayuso no se saltó ningún guion porque el PP ya venía alertando del papel del Monarca en este asunto. La Casa del Rey, según fuentes próximas a la presidenta, no le transmitió ningún malestar por sus declaraciones.

Con todo, Ayuso terminó por volver sobre sus palabras y hacer una suerte de rectificación. En la Asamblea de Madrid, señaló que “toda la culpa recae en el presidente de Gobierno, que está deteriorando gravemente todas las instituciones del Estado en su propio beneficio”. Su preocupación, añadió, es “el compromiso al que van a someter” al Rey al tener que firmar los indultos, informa Juan José Mateo.

El PP ha terminado por mezclar a Felipe VI en el debate sobre la medida de gracia aunque su papel constitucional es limitado. La Constitución dice que le corresponde ejercer el derecho de gracia “con arreglo a la ley”, y que no podrá autorizar indultos generales. Eso no significa que le corresponda a Felipe VI decidir a su voluntad a quién indultar, sino que su función “se reduce a desplegar su magistratura de influencia, pero obviamente no de forma discrecional sino previa deliberación del Consejo de Ministros, y a propuesta del titular de Justicia”, según interpreta la doctrina constitucional.

El Rey recibió este lunes la Medalla de Honor de Andalucía y, aunque en su discurso no se refirió en ningún momento a las palabras de Ayuso o al conflicto catalán, sí hizo referencia en varias ocasiones a la solidaridad, la unidad, el respeto a las normas, la equidad o el pluralismo como elementos necesarios para afrontar los retos y los desafíos del país, informa Eva Sáiz.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, expresó por su parte su “extrañeza, en el fondo y en la forma”, por las palabras de Ayuso, y se mostró convencido de esta sensación la habrán tenido “el 99,9% de los españoles”, informa Miguel González.

Convención en Valencia

La polémica por el choque con Ayuso ensombreció la presentación de la convención nacional del PP, que se celebrará el 2 y 3 de octubre próximos en la ciudad de Valencia, con el lema “Creemos en España. Creemos un futuro en libertad”, y en la que Casado quiere relanzar su proyecto. El acto estaba previsto para salir del marco de la manifestación de Colón, a la que Casado no hizo ninguna referencia. En su lugar, el líder del PP se centró en el proyecto al que fía el empuje definitivo para tratar de llegar a La Moncloa.

Casado aspira a actualizar el ideario del PP con la participación de la sociedad civil, porque va a abrir la convención a la participación de fundaciones, asociaciones y think tanks ajenos al partido para buscar una propuesta ideológica más “transversal” del PP. “Nos vamos a meter en charcos”, apuntan fuentes del entorno de Casado. Habrá mesas sobre feminismo o ecologismo, temas que no son los más cómodos para la derecha, e invitación a ponentes que no son de la órbita del PP. Las conclusiones serán la base de su próximo programa electoral.

La Casa del Rey: “No hay ningún comentario”

La Casa del Rey no quiso hacer ningún comentario sobre las palabras de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, quien se preguntó el domingo si el Rey va a firmar los indultos a los condenados por el procés y acusó a Sánchez de hacer “cómplice” a Felipe VI de esta decisión. “No hay ningún comentario”, se limitó a señalar un portavoz de La Zarzuela, evitando alimentar la polémica. Fuentes conocedoras de la Casa del Rey aseguran, no obstante, que se trata de una falsa polémica, ya que España es una Monarquía parlamentaria y la Constitución es meridianamente clara al respecto: el jefe del Estado debe refrendar las decisiones del Consejo de Ministros, sea cual sea su color político, si cumplen los requisitos previstos por la ley. “El Rey conoce perfectamente cuál es su función constitucional y se atiene estrictamente a ella”, subrayan estas fuentes.


Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50