India

Muere por coronavirus un secretario de la Embajada de España en la India

El fallecimiento se produce en plena polémica sobre la vacunación del personal del servicio exterior

Voluntarios y familiares trasladan el cadáver de una víctima de la covid-19 para su cremación en Nueva Delhi, el pasado día 11.
Voluntarios y familiares trasladan el cadáver de una víctima de la covid-19 para su cremación en Nueva Delhi, el pasado día 11.Amit Sharma / AP

Pablo Noreña García, secretario de la Consejería de Agricultura, Pesca y Alimentación de la Embajada de España en Nueva Delhi (India), falleció durante el pasado fin de semana por la covid-19. Su muerte sería una más entre los 80.000 españoles víctimas de la enfermedad si no fuera porque se ha producido en un país donde la pandemia ha adquirido dimensiones de hecatombe, con casi 25 millones de infectados y 4.000 muertos diarios. Los hospitales del país están colapsados y escasean los equipamientos sanitarios más básicos, como el oxígeno.

Una portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ha confirmado el fallecimiento y ha indicado que desde el departamento que dirige Arancha González Laya se estaba siguiendo su evolución, suministrándole el medicamento que había solicitado su hermano, lo que no ha evitado su muerte. “La salud del personal es nuestra máxima prioridad y estamos realizando gestiones con Sanidad para dar respuesta a todos los casos”, ha agregado dicha portavoz.

La práctica totalidad del personal de la Embajada española en Nueva Delhi teletrabaja, dada la situación sanitaria del país, y el puesto de embajador lleva vancante desde octubre pasado. El fallecimiento de Pablo Noreña, empleado laboral de unos 50 años de edad, se produce en plena polémica sobre la vacunación del personal del servicio exterior español, casi 7.000 personas en total. Se da la circunstancia de que también la esposa del empleado español contrajo la covid y que este tuvo que ser ingresado fuera de la capital, al encontrarse todos los hospitales desbordados.

Los sindicatos más representativos del sector (Comisiones Obreras, CSIF, Fedeca-ADE, SISEX y UGT) remitieron a principios de mes una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; al Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, y a las ministras de Exteriores y Sanidad, Arancha González Laya y Carolina Darias, respectivamente, en la que pedían un plan de vacunación específico para dicho personal y sus familias “con carácter inmediato”.

“Es lamentable que aún no se hayan tomado las medidas necesarias para que, en coordinación con el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, se proceda a la vacunación de los funcionarios y empleados del servicio exterior, así como de sus familias, en aquellos países en los que resulte necesario”, se quejaban los sindicatos, que pedían dar prioridad a la vacunación del personal destinado en los países con condiciones sanitarias más precarias. El malestar se ha acrecentado por el hecho de que Defensa haya puesto ya en marcha la vacunación de los agregados militares en el exterior.

Más información

González Laya alegó que su departamento había acordado con más de 50 países la vacunación de su personal en condiciones de reciprocidad, de forma que España vacunaría a los funcionarios de dichos países y estos a los españoles, siempre según los planes nacionales de vacunación y sin una prioridad específica. No obstante, la ministra de Exteriores admitió que en algunos países como Haití, que “no ha recibido ninguna vacuna”, o Afganistán o Malí, donde impera la inseguridad, esta fórmula no es posible. Por esta razón se estaba buscando una alternativa, como traer al personal a España para vacunarlo o llevarles las vacunas. La ministra, según fuentes sindicales, ha convocado una reunión este miércoles para abordar el problema.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50